Cerca de 11.200 canarios llevan más de 6 meses esperando para operarse

Los quirófanos isleños no pueden asumir las esperas quirúrgicas. / DA
Los quirófanos isleños no pueden asumir las esperas quirúrgicas. / DA

Las cifras, solo algunas, han mejorado ligeramente, pero siguen siendo muy preocupantes. Esta es la lectura que se extrae de los datos de listas de espera publicados ayer por la Consejería de Sanidad. En términos generales, se aprecia una leve mejoría en algunos parámetros, como las pruebas diagnósticas, aunque todavía son 32.530 las personas que esperan por un TAC, una mamografía o, especialmente, una ecografía. Peor si cabe es la situación de las intervenciones quirúrgicas, ya que según los datos de corte de diciembre de 2015, aún hay 31.193 canarios esperando para operarse. De ellos, 11.160 llevan más de seis meses en lista de espera, aunque la demora media se sitúa en 175 días. En total, se registra un incremento de 609 pacientes (1,9%) respecto a junio de 2015 y la demora aumenta en 12 días, pese a que las cifras han mejorado en hospitales como el de Lanzarote (-8%), La Candelaria(-11,6%) y el Materno Infantil (-6,32%).

El HUC, en Tenerife, es el que presenta los peores dígitos, ya que son 9.583 los pacientes que se encuentran en situación de ser intervenidos quirúrgicamente y “cuya espera es atribuible a la organización y recursos disponibles (programables sin incidencia, programados, rechazados por centros concertados, etc)”, según subrayan desde la Consejería. Mientras, en el Hospital de la Candelaria (HUNSC) la situación no es mucho mejor, porque todavía son 4.024 los isleños que esperan por una operación, con una demora media de 140 días. En la orilla opuesta, el Hospital Nuestra Señora de Guadalupe de La Gomera es el que menos pacientes tiene en lista de espera por una intervención (45), con una media de apenas 28 días de demora.

En la provincia de Las Palmas, el Insular es el centro hospitalario que presenta los peores registros, con 5.466 pacientes esperando para ser operados y una demora media que se acerca a los ocho meses (214 días). En cambio, En el Materno Infantil solo hay 448 pacientes en lista de espera, con una media de 54 días de demora.

Por especialidades, como recuerdan desde Sanidad, se ha producido una bajada de un 11,4% en el caso de las pruebas diagnósticas, lo que se traduce en 4.189 personas menos esperando respecto al 30 de junio de 2015. Aun así, son más de 32.500 las personas que esperan para ser sometidas a pruebas como una ecografía (18.699), una endoscopia (4.778), un TAC (1.814) o una mamografía (1.326). Hay que recordar que el departamento que dirige Jesús Morera incorporó por primera vez a las listas de espera oficiales datos sobre pacientes pendientes de pruebas diagnósticas en el anterior corte evaluativo, correspondiente al periodo entre enero y junio pasados. Además, los registros derivados de este corte no pueden ser atribuibles a su gestión, ya que el propio Morera tomó posesión de su cargo en junio.

“El resultado de estos seis primeros meses no es el esperado. Hemos centrado nuestros esfuerzos en desbloquear las pruebas diagnósticas y hemos conseguido buenos resultados, pero no así en las intervenciones quirúrgicas, donde nos hemos visto muy condicionados por la ausencia de fondos”, detalló el consejero, que explicó que la partida disponible para concertación durante 2015 se gastó mayoritariamente en el primer semestre, lo que ha condicionando la actividad. No obstante, los datos de lista de espera quirúrgica y demora en septiembre, octubre y noviembre fueron sensiblemente menores, pero se registró un repunte en diciembre que ha desdibujado el resultado final, por lo que la Consejería estudia la posibilidad de dar a conocer estos datos con carácter mensual y evitar las denominadas fotos fijas que reflejan un determinado instante y no la tendencia real ni el contexto.

“Hay pacientes que se mueren esperando”
El secretario general del Sindicato Médico (CESM) en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, el doctor Levi Cabrera, se mostró muy crítico con los últimos datos de las listas de espera, que consideró “inadmisibles”. Cabrera destacó además las “complicaciones” derivadas de las esperas quirúrgicas, que en algunos casos incluso “han provocado la muerte de la persona”, además del “notable aumento del coste de los tratamientos”. “Para 2016 se ha aumentado mínimamente el presupuesto, lo que no permitirá mejoras en este aspecto”, subrayó Levi Cabrera, quien insistió en la “escasa capacidad para contratar personal, ni para hacer ofertas de empleo público cada dos años, que es la medida que más fideliza a los especialistas”. En esta línea, el secretario general del CESM en Tenerife señaló que hay diversos factores que explican estas cifras, como la “falta de renovación de algunos aparatos”, muchos de los cuales “obsoletos”; o la “escasa inversión tecnológica” que se ha hecho en los últimos años en los hospitales del Archipiélago. “Ya anunciamos que los recortes en los últimos cuatro años iban a afectar progresivamente a las listas de espera”, denotó Levi Cabrera, quien recalcó que “hacen falta medidas estructurales, porque hasta ahora solo ha habido promesas”. Como ejemplo, Cabrera citó el caso del hospital de La Gomera, que estuvo dos meses sin traumatólogo. “También faltan radiólogos, pediatras y médicos de familia, que son las asignaturas pendientes de la Consejería”.