TRAMA PÚNICA

El chalet de lujo construido para Granados en Valdemoro lo pago un constructor beneficiado por la trama

FRANCISCO GRANADOS
Francisco Granados. / ARCHIVO

El chalet de lujo situado en Valdemoro (Madrid) que fue encargado y construido -pero cuya adquisición no llegó a materializarse- por el presunto cerebro de la trama ‘púnica’ y exsecretario general del PP en Madrid Francisco Granados fue un regalo del constructor Ramiro Cid según un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que añade que este empresario ha sido promotor de suelo y vivienda de en la localidad “y adjudicatario recurrente de ventas de suelo público con ese fin”.

El informe obra en el sumario del “caso Púnica“, al que ha tenido acceso Europa Press, indaga en torno al posible origen del patrimonio no declarado de Granados en Suiza, según los investigadores, que permitió recabar información sobre supuestas contraprestaciones recibidas de parte del empresario Ramiro CID, quien podría haber sido beneficiario de operaciones urbanísticas en el marco del Plan de Ordenación Urbana de 2004 en Valdemoro.

Los agentes señalan que lo ocurrido con la vivienda que podría ser constitutivo de delitos de cohecho imputables a Granados y al empresario “como contraprestación por las resoluciones emitidas desde el Ayuntamiento de Valdemoro y que han beneficiado a las empresas” del segundo; y de otro de blanqueo de capitales y cohecho imputables a la esposa del primero y a quienes actuaron en la transmisión del bien inmueble en construcción.

La operación se habría gestado siendo Granados alcalde de esta localidad y el informe la vincula con la construcción de la citada vivienda de lujo. La misma “política de trato de favor” continuó durante la etapa de los sucesores de Granados en la Alcaldía, José Miguel Moreno y José Carlos Boza, que era el regidor cuando estalló el caso.

Según el informe “se trató de ocultar mediante compraventas a terceros” que el verdadero destinatario de la vivienda era Granados, tal y como acreditan varios correos electrónicos que entre la mujer de éste, Nieves Alarcón y responsables de la obra de la vivienda.

Otras de las pruebas aportadas sobre “la verdadera naturaleza de las transmisiones de la vivienda” según el agente son el contrato privado existente entre las sociedases Obras y Vías y Taller de Arquitectura / Conde Guedan donde se manifiesta “de forma clara que el verdadero dominio de la vivienda sigue siendo de Ramiro Cid”.