El COFT colabora con la ONG Correcaminos Solidarios en la construcción de un pozo de agua para una escuela de Gambia

COFT CON CORRECAMINOS SOLIDARIOS
El presidente y la vicepresidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Schwartz Calero y Rosa María Lecuona Neumann hacen entrega del cheque donativo al presidente de la asociación Correcaminos Solidarios, Lorenzo García Pérez. / ALEJANDRA VERDE

El presidente y la vicepresidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife (COFT), Guillermo Schwartz Calero y Rosa María Lecuona Neumann, respectivamente, hicieron entrega este viernes, 26 de febrero, de un cheque dotado con 3.500 euros a Lorenzo García Pérez, presidente de la ong Correcaminos Solidarios, para la construcción de un pozo que abastecerá de agua a la escuela Fass Chamen Nursery School, en Gambia, África.

El pozo se ubicará en la parcela de la escuela que ha sido cedida a la ong y será cerrado y entubado con una torre anexa en la que se instalará la placa solar y el depósito de agua al que se tendrá acceso a través de dos grifos que aprovisionarán de agua a la comunidad y que estarán situados en los baños y otro cerca del colegio.

En la escuela estudian en la actualidad un total de 72 niños y niñas de entre cuatro a siete años, aunque se calcula que el próximo año contará con 108 alumnos, muchos de ellos procederán de aldeas vecinas a Fass Chamen, una localidad que se encuentra situada a 115 kilómetros del la capital del país, Banjul.

Se calcula que el pozo de agua se pondrá en funcionamiento en mayo de este año aunque el acto inaugural se producirá en julio, momento en el que se descubrirá una sencilla placa conmemorativa en la que se recordará la generosidad de los farmacéuticos tinerfeños con los más de seiscientos habitantes de esta aldea, que reúne a una población en la que casi la mitad “no llega a los dieciséis años”, informó el presidente de Correcaminos Solidarios, Lorenzo García.

La escuela comenzó a funcionar en septiembre de 2015 gracias a la labor realizada por esta asociación y al apoyo social, en particular en el mundo del trail running.

Por otro lado, y cuando el pozo comience a funcionar a pleno rendimiento cubra, entre otras necesidades, el consumo de los alumnos, las labores de limpieza en las aulas, pupitres y aseos y, como objetivo futuro, que riegue un huerto escolar así como suministre agua a las familias de la aldea y sirva para la elaboración de jabones artesanales.

Fass Chamen es una pequeña comunidad compuesta por unas cuarenta casas en la que viven una seiscientas personas. La mayoría de la población pertenece a la etnia wólof y su economía es de subsistencia, basado en el cultivo y explotación del cacahuete en todas sus variedades como, por ejemplo, una salsa muy nutritiva.