CARNAVAL > LA OROTAVA

El Coso villero ya se atreve a desafiar a… la romería

El tradicional itinerario 
de la romería de San Isidro fue utilizado e invadido por un multitudinario Coso Apoteosis al que no faltaron ni el alcalde ni los ediles. / DA El tradicional itinerario 
de la romería de San Isidro fue utilizado e invadido por un multitudinario Coso Apoteosis al que no faltaron ni el alcalde ni los ediles. / DA El tradicional itinerario 
de la romería de San Isidro fue utilizado e invadido por un multitudinario Coso Apoteosis al que no faltaron ni el alcalde ni los ediles. / DA El tradicional itinerario 
de la romería de San Isidro fue utilizado e invadido por un multitudinario Coso Apoteosis al que no faltaron ni el alcalde ni los ediles. / DA El tradicional itinerario 
de la romería de San Isidro fue utilizado e invadido por un multitudinario Coso Apoteosis al que no faltaron ni el alcalde ni los ediles. / DA El tradicional itinerario 
de la romería de San Isidro fue utilizado e invadido por un multitudinario Coso Apoteosis al que no faltaron ni el alcalde ni los ediles. / DA
<
>
El tradicional itinerario de la romería de San Isidro fue utilizado e invadido por un multitudinario Coso Apoteosis al que no faltaron ni el alcalde ni los ediles. / DA

El Coso Apoteosis del Carnaval de La Orotava crece cada año sin parar y ya en participación se atreve, incluso, a desafiar a la mismísima romería villera, a pesar de coincidir con la celebración del Coso de Santa Cruz. Más de 20.000 personas disfrutaron ayer por el casco histórico de la Villa de un desfile multitudinario, cargado de ritmo, fantasía y colorido, que se prolongó por espacio de tres horas. Partió de la zona de la Cruz del Teide y siguió el recorrido habitual, descendió por las calles Salazar, San Francisco, Carrera Escultor Estévez y calle Calvario hasta culminar en la plaza de la Paz. Participaron más de medio centenar de grupos -comparsas, murgas, grupos coreográficos, fanfarrias y rondallas- procedentes de distintos puntos de la Isla, en especial de la zona Norte. Todos ellos, junto a cientos de espontáneos, una veintena de coches-carrozas y la gran guagua-discoteca que animaron las calles de la Villa y ofrecieron un espectacular desfile. El alcalde, Francisco Linares, y la concejala de Fiestas, Delia Escobar, participaron acompañados del equipo municipal de Fiestas y otros miembros de la Corporación. El acto contó con un plan de seguridad específico y un operativo coordinado entre Policía Local, Guardia Civil, Cruz Roja y Protección Civil.

Tras el coso, grandes y pequeños disfrutaron de una gran verbena en la plaza de la Constitución a cargo de la Maquinaria Band. Hoy miércoles seguirá la fiesta con el Duelo de Crispín y un concierto de Ni 1 Pelo de Tonto, en la plaza del V Centenario. Y el sábado, punto final con el Baile de Piñata en San Juan.