Fútbol regional

Cuatro años de sanción para un jugador de Los Vélez por agredir a un rival

Un jugador del club UD Los Vélez, del grupo 2 de la Primera Categoría Regional, ha sido sancionado con cuatro años por agredir a un rival durante el partido que le enfrentó al CD Longueras, según ha informado hoy la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas (FIFLP).

Además, el Comité de Competición y Disciplina Deportiva le ha impuesto una sanción económica de 1.500 euros.

Los hechos se produjeron instantes después de que el árbitro del encuentro expulsara al jugador de Los Vélez. En ese momento, el agresor se dirigió a un contrario y le propinó un puñetazo en el rostro que le causó una abundante hemorragia, indica la nota de prensa de la FIFLP.

Al ser asistido en un centro médico, el agredido presentaba una herida irregular, con pérdida de tejido en el párpado superior derecho, irritación conjuntival y contusión, y se le aplicaron varios puntos de sutura, apunta la fuente.

La sanción impuesta al jugador de Los Vélez es la máxima descrita en el artículo 48.1 del Reglamento de Régimen Disciplinario de la Federación Canaria de Fútbol, donde se especifica que una agresión de esta naturaleza podrá ser castigada de dos a cuatro años de suspensión, atendiendo al resultado causado o riesgo producido.

Por otra parte, un futbolista del Ladera Alta CF, equipo de la Primera Regional -grupo 1-, ha sido sancionado con un año por agredir a un árbitro en el transcurso del partido que su equipo disputó contra el CD Goleta. Además, el agresor deberá abonar una multa de 800 euros.

Los hechos se produjeron en el minuto 31 del partido cuando el árbitro expulsó al dorsal número 1 del Ladera Alta. En ese momento, el jugador recogió la cartulina roja que se le había caído al colegiado y se la lanzó a la cara. Posteriormente, el agresor le propinó un puñetazo en la zona derecha del pecho.

Tras la realización de diferentes pruebas, los servicios médicos que atendieron al árbitro concluyeron que había sufrido una contractura postraumática del pectoral mayor.

El Comité de Competición considera que el jugador del Ladera Alta es autor responsable de una infracción grave de agresión al árbitro, según contempla el artículo 65 del reglamento de Régimen Disciplinario de la Federación Canaria de Fútbol.