REAL OVIEDO-CD TENERIFE

Dos entrenadores miran para el cielo

La Agencia Estatal de meteorología (Aemet) anuncia que esta tarde, a la hora del encuentro, hay un cien por cien de probabilidades de que llueva en Oviedo. Además existe un riesgo del 35% de que una tormenta se convierta en la protagonista del partido que enfrenta en el Nuevo Carlos Tartiere a carbayones y blanquiazules. Tanto Sergio Egea, el preparador local, como José Luis Martí, están muy pendientes de las condiciones meteorológicas, que incluso podrían provocar que ambos cambien su manera de plantear el encuentro, tanto en el juego como en los jugadores.

El técnico balear afirmó el pasado viernes, durante la rueda de prensa previa al choque y en varias ocasiones, que en función de las condiciones climáticas que se encuentre el día del partido, tomará determinadas decisiones en relación con su once inicial y la forma de jugar. En Asturias lleva gran parte de la semana lloviendo con intensidad y no parece que vaya a parar en los próximos días.

Martí admitió tener “una idea clara” sobre cómo quiere jugarle al Real Oviedo, pero insistió en que “al final siempre hay circunstancias que pueden hacer que cambie a última hora”. “Si el campo no nos deja jugar mucho, a lo mejor tenemos que buscar otra opción y barajar la posibilidad de utilizar dos delanteros”, añadió al respecto.

Sergio Egea también está preocupado por el tiempo. “Los jardineros del estadio están trabajando muy bien, pero si cae una tromba de agua no hay drenaje correcto y el agua sube”, asegura el entrenador; “y contra eso no podemos luchar”, advirtió el entrenador argentino.

Ya en los últimos partidos disputado por el Real Oviedo en el Carlos Tartiere se ha apreciado como el terreno de juego ha sufrido un progresivo deterioro. Las lluvias caídas esta semana y las que se esperan hasta el encuentro, no ayudan a tener una buena perspectiva. Por eso, Egea tiene un ojo puesto en el estado del césped, un elemento a tener en cuenta que puede influir incluso en la propuesta de juego. “Si la pelota rueda bien existe un perfil adecuado de futbolista y si no, como el año pasado en algunas ocasiones, hay que jugar por arriba. La clave es adaptarse a la situación. Ser práctico”, dijo. “Esperamos que no se haga piscina”, deseó el entrenador.

Sea como sea, Egea tiene claro que quiere a un Oviedo que “al margen del agua, sea un equipo vivo, intenso. Hay que jugar adaptándose a la cancha. Esta plantilla es para confiar en ella”.