CASO NÓOS

Urdangarin admite que había empleados ficticios en Aizoon

El interrogatorio por parte del fiscal, Pedro Horrach, a Iñaki Urdangarin ha concluido este viernes a las 15.00 horas, por lo que continuará el próximo miércoles a las 09.15 horas con las preguntas del Ministerio Fiscal. Durante la declaración, que ha empezado este viernes pocos minutos después de las 13.00 horas tras el interrogatorio a su exsocio Diego Torres, el marido de la Infanta Cristina ha declarado que ha conocido durante este procedimiento judicial a empleados de Aizoon que él no conocía. “Había empleados que no he conocido que supongo que eran para llegar a estos números y baremos fiscales”, ha manifestado antes de asegurar que Miguel Tejeiro era el asesor “en estos temas”. Asimismo, ha negado que la adjudicación a Nóos por un total de 300.000 euros de la gestión del proyecto de la oficina del equipo ciclista Banesto fuera “un peaje, una comisión de ningún tipo” y ha explicado que se buscaba “controlar perfectamente las cosas”. “Nunca he sido un comisionista de nada”, ha añadido.

Según ha declarado, la oficina del equipo ciclista Banesto era “un proyecto atípico de la casa y funcionaba solo” en referencia al Instituto Nóos. Así, ha dicho que Juan Pablo Molinero era el director de este proyecto y, por tanto, no le “reportaba” nada a él sobre esta materia “si no hacía falta”. Iñaki Urdangarin ha admitido este viernes que había empleados en Aizoon que él no conocía y que ha sabido de ellos durante este procedimiento judicial. “Había empleados que no he conocido que supongo que eran para llegar a estos números y baremos fiscales”, ha declarado antes de asegurar que Miguel Tejeiro era el asesor “en estos temas”. En respuesta a preguntas del fiscal, Juan Horrach, el exduque de Palma ha declarado que durante el procedimiento ha “descubierto” que había trabajadores de Aizoon “que realmente no les he conocido, no sabía ni quiénes eran”, ha reconocido.

Urdangarin: “Nunca he sido un comisionista de nada”
Iñaki Urdangarin ha negado que la adjudicación a Nóos por un total de 300.000 euros de la gestión del proyecto de la oficina del equipo ciclista Banesto fuera “un peaje, una comisión de ningún tipo” sino que se buscaba “controlar perfectamente las cosas”. “Nunca he sido un comisionista de nada”, ha añadido.

Además, ha negado que tras el partido de pádel celebrado en Marivent, le pidiera al expresidente del Govern, Jaume Matas, que le asignase la oficina de este proyecto. Preguntado por lo qué ganaba Nóos con este asunto, ha dicho que la gestión del proyecto se hiciese “muy bien” y, por lo tanto, “sería una inversión muy importante” para la Consultoría. Según ha dicho, Juan Pablo Molinero era la “persona ideal” para la realización de este proyecto.