puerto de la cruz

En busca de los misterios locales

El cementerio inglés. | DA El Peñón del Fraile. | DA
<
>
El cementerio inglés. | DA

La levitación más asombrosa del mundo cristiano se produjo en el Peñón del Fraile, un lugar que debe su nombre al religioso Juan de Jesús, quien en el siglo XVII, y llegado de Icod de los Vinos, se entregó durante años a la meditación subido en lo alto de la peña. Esta historia, sumada a la de cruces, estelas celtas y alguna tumba masónica ubicadas en el cementerio inglés, la chercha, permiten entender una parte importante de la historia del Puerto de la Cruz.

Estos aspectos y otros desconocidos por muchos ciudadanos y vecinos de la ciudad turística se pueden descubrir en Territorio del misterio, una ruta temática que, tras pasar por municipios como Santa Cruz, La Laguna, Güímar y Candelaria, aterriza hoy en el municipio de la mano de los escritores Juanca Romero y José Gregorio González. Ambos se proponen dar a conocer los misterios que esconde Puerto de la Cruz, aunque muchos estén a simple vista.

“La localidad fue en el pasado refugio de sociedades condenadas a la clandestinidad”

José Gregorio González asegura que la ciudad brinda un “excelente ejemplo” sobre el potencial que cualquier rincón de Canarias tiene en materia de leyendas, tradiciones y folclore mágico, y como es posible encontrar en ellos a personajes insólitos y a objetos considerados sagrados y lugares encantados.

“Cuando miras a la ciudad desde esta óptica te das cuenta de que la localidad fue el escenario de uno de los mayores portentos que se recuerden en la historia del cristianismo, que también tuvo su propia mística con fama de santidad o que en tiempos no muy lejanos fue refugio de sociedades y creencias muchas veces condenadas a la clandestinidad”, sostiene el escritor.

Un ejemplo de ello son los episodios relacionados con la masonería o la historia de Sor María Antonino Lorenzo, monja catalina nacida en Garachico que destacó por sus virtudes y milagros, “muriendo en olor a santidad”, apunta. La ruta ya está cerrada porque se cubrieron las 30 plazas limitadas, y por eso los organizadores harán otra el 12 de marzo, dada la demanda y el interés existente.

NADA NUEVO
El paraje costero ofrece aspectos misteriosos e insólitos, además de personajes que están revestidos por un halo enigmático. “Nosotros no hemos descubierto nada nuevo, simplemente nos hemos empeñado en reunir muchas pistas de este tipo que estaban dispersas dándoles la forma de paseo temático alternativo, haciéndolo en un lugar notable dentro del turismo convencional”, explica por su parte Juanca Romero.
El trayecto también comprende la visita a algunos chorros, fuentes naturales de donde antiguamente se extraía el agua para el consumo humano. Los participantes también conocerán la relación de la ciudad con San Borondón, y visitarán el Museo Arqueológico, un lugar clave para conocer parte del patrimonio ancestral canario.

Un recorrido en busca de estos y otros elementos permiten tomar contacto con la arqueología, las tradiciones mágicas sanjuaneras, la vida de prodigiosos personajes y otros elementos capaces de hacer descubrir a los participantes un Puerto de la Cruz muy diferente al de destino turístico de sol y playa, que atrae cada año a miles de personas.