INTERNACIONAL

Expertos de la ONU piden a Obama investigar “a fondo” las violaciones de DDHH cometidas en Guantánamo

BASE EEUU GUANTÁNAMO
US NAVY

Un grupo de seis expertos de Naciones Unidas han pedido este viernes al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que investigue “a fondo” las violaciones de las garantías fundamentales cometidas en la prisión militar de Guantánamo y que “se procese debidamente a los responsables”.

Los relatores especiales sobre combate al terrorismo, tortura, independencia de los jueces, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas y orden internacional equitativo han difundido este comunicado conjunto tras el anuncio del mandatario estadounidense de sus planes para el cierre de la prisión.

“No se trata sólo de cerrar las instalaciones y transferir a los actuales detenidos. Se trata de cerrar un capítulo en la historia de Estados Unidos”, han advertido los expertos de la ONU, que han denunciado que la llamada ‘guerra global contra el terrorismo’ (posterior a los ataques terroristas del 11-S en Nueva York) justificó “una cadena de violaciones graves de las leyes humanitarias y de derechos humanos”.

Por ello, reclaman a las autoridades estadounidenses que “emprendan investigaciones imparciales e independientes de todas las denuncias de atropellos de las garantías fundamentales perpetradas en ese contexto, entre ellas la tortura y las detenciones secretas”.

En este sentido, reiteran que los resultados de dichas investigaciones “deben ser públicos” y que los culpables de estas violaciones de los derechos humanos “deben ser procesados”.

Uno de los sospechosos del 11-S denuncia ser víctima de abusos en Guantánamo

Los abogados del ciudadano yemení Ramzi bin Al Shibh, sospechoso de participar en los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, han informado al tribunal de que su cliente lleva años siendo objeto de abusos por los guardias de la cárcel de Guantánamo en la que se encuentra y han pedido la suspensión de los procedimientos hasta que cese este comportamiento.

Al Shibh, de 43 años, testificó el pasado viernes en la audiencia preliminar que los guardias de Guantánamo le han privado de sueño durante años haciendo ruido y emitiendo vibraciones que le impedían dormir.

Los guardias, ha añadido, han ignorado sistemáticamente la orden emitida en 2013 por el magistrado militar coronel James Pohl para que cesaran estos abusos. La Fiscalía ha acusado al yemení de mentir al tribunal.

El abogado de Al Shibh, James Harrington, ha expresado su preocupación por el bienestar de su cliente ante “las posibles represalias de las que podría ser víctima tras dar este testimonio”.