POLÍTICA

Garzón avisa al PSOE que su acercamiento a C’s dificulta un pacto

Alberto Garzón. / EP
Alberto Garzón. / EP

El portavoz de IU en el Congreso, Alberto Garzón, ha avisado este jueves al equipo del PSOE que busca apoyos para la investidura de Pedro Sánchez de que su acercamiento a Ciudadanos dificulta un posible pacto con IU, si bien ha admitido que la abstención del partido de Albert Rivera sería “positiva para el país” porque permitiría que viera la luz un Gobierno progresista entre PSOE y Podemos.

Así lo ha señalado Garzón en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras reunirse, por un lado, con Pablo Iglesias y, por otro, con el equipo negociador socialista.

Al PSOE, Garzón le ha advertido de que a Pedro Sánchez “no le dan los números” para salir investido con el partido naranja y que, además, ellos se sienten “incómodos” con ese eventual apoyo de Ciudadanos, puesto que defienden “políticas regresivas para las clases populares” y sus proyectos son “antagónicos”.

“Pero si hay un Gobierno progresista de PSOE y Podemos, la abstención de Ciudadanos sería positiva para el país, porque sería la alternativa al Gobierno del PP de Rajoy y Aguirre”, ha añadido el portavoz de la federación de izquierdas.

Preguntado si interrumpirían sus conversaciones con el PSOE si éste se decanta claramente por pactar con los de Rivera, Garzón respondido que no se plantea “interrumpir nada” porque tiene el compromiso de “exprimir hasta el último momento la posibilidad de un Gobierno progresista”.

EL PSOE NO INFORMA DE SUS OTRAS NEGOCIACIONES

El dirigente de IU ha explicado que el PSOE no le ha informado de los asuntos sobre los que ha acercado posturas con Ciudadanos, por lo que no puede anticipar qué votaría IU en la investidura en el caso de que los socialistas llegaran a un acuerdo con los de Rivera.

En este punto, ha recordado que serán las bases de su organización las que decidan lo que votan en la investidura y que, sea como sea, será “mucho más fácil” que apuesten por apoyar un gobierno progresista que por uno apoyado por la formación naranja.

Además, ha hecho hincapié en que los partidos nacionalistas e independentistas verían “con más simpatías” un eventual gobierno del PSOE con Podemos, con el apoyo de IU y Compromís, que uno con los socialistas y “la derecha”, ya sea la del PP o la de C’s. Por eso, ha animado al PSOE a buscar un acuerdo para un gobierno progresista para, en una segunda fase, recabar apoyos de otros partidos minoritarios.

Garzón ha hecho hincapié en que sus conversaciones con el PSOE se limitan a la investidura y ha negado que los socialistas le hayan ofrecido entrar en el Gobierno. “En ningún caso han ofrecido un ministerio”, ha sentenciado, aunque ha admitido que el PSOE sí mostró su deseo de “dejar abierta la puerta” a la posibilidad de explorar otras posibles fórmulas de colaboración en el futuro. “Pero no ha habido una oferta explícita de entrar en el Gobierno”, ha remarcado.

REFORMA DE LA LOREG

Respecto a las discusiones programáticas con el PSOE, Garzón ha admitido “avances importantes, pero no suficientes” en materia social, así como sobre la reforma la Ley Electoral para avanzar hacia un sistema más proporcional que respete el principio de “una persona un voto”.

IU defiende una reforma “exprés” de la Constitución y también de la LOREG, para elevar de 350 a 400 el número de diputados –bajándoles el sueldo para no incurrir en gasto–, introducir un sistema de restos (que permitan contar los votos que ahora no computan para lograr escaños) y renunciar al sistema D’Hont.

Asimismo, el PSOE está de acuerdo en las demandas de IU de derogar la reforma laboral, subir el salario mínimo y hacer un nuevo Estatuto de los Trabajadores. También hay un “principio de acuerdo” en materia de lucha contra el fraude fiscal, aunque hay distancia en otros puntos relativos a impuestos –también con Podemos– y ambos difirieren en cuanto al nivel de gasto y de presión fiscal que deberían ser más altos, según Garzón.

PODEMOS, POCO “AMBICIOSO”

Por otra parte, en su “cordial” cita con Iglesias, el líder de Podemos le ha expuesto su documento para un pacto de gobierno. Si bien ha admitido que ambos comparten muchos planteamientos, Garzón ha destacado que los postulados de IU son “más rupturistas y ambiciosos” además de más “feministas, ecologistas y anticapitalistas” que los del partido morado. En concreto, ha citado discrepancias en política exterior y en lo relativo a la OTAN.

Si comparten, por contra, su apuesta por la celebración de un referéndum en Cataluña. “El referéndum hay que mantenerlo y defenderlo”, ha indicado Garzón, quien, no obstante, ha puntualizado que “no debería ser un obstáculo para un gobierno progresista” ni plantearse “como una línea roja” que se anteponga a la lucha contra las “desigualdades, el hambre y la injusticia”.