baloncesto

El Iberostar Tenerife venció sufriendo a un buen FIATC Joventut

CANARIAS JOVENTUT
El equipo tinerfeño se impone a uno de sus rivales más incómodos en un duelo igualado y entretenido. / SERGIO MÉNDEZ

El Canarias volvió a ser ayer el Canarias. Vidorreta, aún enfermo de neumonía, fue el primer que no quiso perderse el partido, vital para que la temporada no se hiciera demasiado larga si el equipo sestea en tierra de nadie. El público volvió a estar al lado del equipo y los menos habituales demostraron que en este equipo lo de titulares y suplentes tiene menos significado que en ningún otro conjunto de la ACB.

Vidorreta arriesgó para ganar al Joventut (73-68). Si Sekulic y Jones no están bien, entra de inicio de Petit y si el equipo necesita defender y ser intenso, Arco le roba el sitio a Richotti. La apuesta funcionó, porque la clave en el día de ayer era dominar el ritmo de partido ante un equipo verdinegro que tenía tomada la medida a los aurinegros.

CANARIAS - JOVENTUT
Petit Niang fue, por momentos, la pesadilla del juego interior del Joventut. / S. MÉNDEZ

La fiesta no podía ser total, quizás por aquello de que no hay partido sin emoción del Iberostar, y los porcentajes en el tiro de tres, 1 de 14 al comenzar el último cuarto, lastraban la posibilidad de conseguir una renta importante para los locales.

Hasta llegar a ese momento, igualdad, mucha igualdad. El acierto en el triple permitía al Joventut llegar al descanso con opciones pero el alto ritmo de partido impuesto por los tinerfeños metía en muchos apuros a los badaloneses.

Si los de Vidorreta fallaban mucho de tres al descanso (0 de 7) de dos puntos sus números eran casi inmejorables (17 de 24), lo que explicaba su ventaja llegado el tiempo de descanso (36-35).
Tras el paso por los vestuarios, el Iberostar en estado puro. Mal tercer cuarto, con escasa anotación por parte de ambos conjuntos, dando especial importancia a la defensa, lo que provocó la primera renta importante a favor de los tinerfeños (47-39. Un tiempo muerto pedido por Salva Maldonado sirvió para aclarar las ideas de los suyos, que volvían a apretar el marcador con un parcial de 0-5 (47-44) con el que quedaba todo listo para que las cosas se decidieran en el último cuarto.

Entonces, casi como por arte de magia, los porcentajes en el acierto de tres mejoraron, no demasiado, pero pasaron de un catastrófico 1 de 14 a 4 de 7 en los últimos diez minutos. Eso rompió el partido, porque el Joventut aguantaba a duras penas, gracias a Brandon Paul, pero siempre a remolque, siempre dejando que fuera el CB Canarias el que llevara la voz cantante en un compromiso vital para que los aurinegros no volvieran a vivir otro final de temporada triste, aburrido, sin alicientes, como ya ha sucedido.

Para conseguir los puntos en juego fue necesaria la aparición de Tim Abromaitis, jugador al que quizás su frialdad de cara al espectador no le beneficia, pero que ayer, gracias a dos triples consecutivos, puso el 62-57 en el electrónico y rompió el maleficio desde el 6,75. El interior estadounidense volvió a firmar ayer 14 puntos demostrando que es un jugador al que le queda mucho por mostrar.

El calendario que llega ahora no es benévolo, tampoco sencillo, con doble salida a Zaragoza y San Sebastián antes de recibir al Real Madrid pero, posiblemente, el reto llega en el mejor momento de la campaña para un Iberostar que cree en retos importantes.

Ficha técnica:

73. Iberostar Tenerife (20+16+11+26): White (7), Arco (-), Beirán (14), Abromaitis (14), Petit (6) -inicial-, San Miguel (-), Richotti (7), Sekulic (10), Hanley (6), O’Leary (9) y Jones (-).

Entrenador: Txus Vidorreta.

68. FIATC Joventut (21+14+9+24): Mallet (18), Vidal (7), Llovet (3), Abalde (6), Drame (2) -inicial-, Sabat (5), Ventura (2), Suton (4), Miralles (2), Brandon (13) y Rakovic (6).

Entrenador: Salva Maldonado.

Árbitros: Pérez Pérez, Sánchez Montserrat y Sacristán.

Incidencias: Encuentro disputado en el Pabellón Insular Santiago Martín, ante 4.109 aficionados según datos facilitados por el Club.