Santa Cruz

El IMAS saca a concurso la atención a domicilio por la vía de urgencia

El IMAS es el responsable de la gestión del servicio de ayuda a domicilio. / J. G.
El IMAS es el responsable de la gestión del servicio de ayuda a domicilio. / J. G.

El servicio de ayuda a domicilio de la capital sigue sin contar con una estabilidad que proporcione tranquilidad a usuarios y trabajadores. Después de año y medio, y con la posibilidad de prórroga al menos por otros 18 meses, el tiempo se le ha echado encima al Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), que se ha visto en la obligación de convocar un nuevo concurso ya que su intención, la de prorrogarlo, tal y como había solicitado la empresa en tiempo y forma, tenía que haberse acordado antes de la finalización legal del contrato, que tuvo lugar el pasado 31 de diciembre. El IMAS pretendía aprobar la prórroga con carácter retroactivo al 1 de enero de 2015, algo a lo que se opuso el interventor, motivo que ha obligado a la nueva licitación.

El PSOE denunciaba hace una semana que la prórroga del servicio se hacía con reparos de intervención. Precisamente para salvar ese reparo, se acordó en el último Consejo Rector del IMAS, convocado de manera urgente, que se sacara de nuevo a concurso y que, mientras tanto, la actual prestadora del servicio, Eulen, lo siguiera haciendo hasta que se convoque de nuevo, de forma que cobrará por factura presentada, tal y como se hizo tras la quiebra de Mararía. Otra de las formaciones que acudió al Consejo Rector, Sí se puede, lamenta las formas en la que desde el IMAS se están gestionando los servicios sociales aunque matizó que, la nueva licitación del servicio de ayuda a domicilio se hace para salvar el reparo de intervención. Así, según reza en el acuerdo tomado en ese Consejo Rector, la empresa adjudicataria cumplió con su parte y el pasado 26 de octubre de 2015 registró un escrito manifestando voluntad de prorrogar el contrato por 18 meses, es decir, hasta el 30 de junio de 2017. Desdel IMAS se le comunica que no puede ser 18 sino 17 meses y de nuevo la empresa responde que está de acuerdo. Entre las distintas comunicaciones trascurren casi dos meses y se llega a diciembre sin resolver la solicitud de prórroga.

Acumulación de trabajo
Desde el IMAS se excusa la tardanza que llevó a la finalización efectiva de este contrato a que la tramitación del expediente de referencia, coincidió con el cierre del ejercicio presupuestario, “atravesando numerosas vicisitudes desde las primeras actuaciones (solicitud de prórroga; informe de la Sección de Servicios Comunitarios relativo a prorrogar el citado contrato; trámite de audiencia…) y demás informes pertinentes en su tramitación, remitiéndose el mismo para su fiscalización y posterior aprobación -con efectos retroactivos del 1 de enero de 2016, por el órgano competente el pasado 18 de enero del año en curso”.

Como explica el IMAS, con fecha del 3 de febrero de 2016, se informó nota de reparo por la Intervención Delegada, ante la imposibilidad de prórroga del contrato por cuanto la misma no fue resuelta antes de la finalización del contrato, entendiendo extinguido el mismo por su cumplimiento y que no cabe efecto retroactivo de la citada prórroga en su caso. Ya se tramita por la vía de urgencia su adjudicación.

Se prorroga el contrato con Aeromédica
Si con el servicio de ayuda a domicilio no se llegó a tiempo para la prórroga del contrato, con el del Plan de Mayores del municipio, que desarrolla la empresa Aeromédica, sí se cumplieron los plazos en tiempo y forma. Así, dado que el contrato se comenzó a ejecutar el 5 de febrero de 2014, por lo que, mediante acuerdo del Consejo Rector del IMAS de 16 de diciembre de 2015, se reajustó la anualidad final del precio del contrato, autorizándose y disponiéndose el crédito necesario hasta el 4 de febrero de 2016.

Con los informes preceptivos se acordó la prórroga del contrato administrativo de referencia por período de dos años, a contar desde el día 5 de febrero de 2016. El gasto inherente asciende a un total de 161.944,96 euros, de los que este año la empresa cobrará 73.325,09, el que viene, 80.972,48 y el último mes de la prórroga, 7.647,39.