santa cruz

“Lo que más me gustaría sería poder valerme por mí mismo”

Javier Rosquete contó ayer su experiencia a los alumnos del IES El Sobradillo dentro del proyecto Tuhistoria.com que promueve Sinpromi. | DA
Javier Rosquete contó ayer su experiencia a los alumnos del IES El Sobradillo dentro del proyecto Tuhistoria.com que promueve Sinpromi. | DA

Por VÍCTOR MARRERO

Era un viernes cualquiera de hace quince años. Javier Rosquete, un joven tinerfeño de 22, acudió con sus amigos a la playa de Bahía del Duque, en el sur de la Isla, y decidió lanzarse desde el lugar donde usualmente lo hacía. La mala suerte provocó un accidente por el cual se partió el cuello en la quinta vértebra. El resultado: dos meses en la UVI, diez en la Unidad de Lesionados Medulares, y el resto de su vida postrado en una silla de ruedas.

“Yo no era ningún temerario”, afirma Javier, ahora con 37 años. “El viernes anterior al accidente, de hecho, salté desde el mismo sitio. Lo que pasó es que no sabía que se había rellenado el fondo. De haber asistido a una charla como las que doy ahora me habría asegurado del estado del mar antes de lanzarme”.
Javier admite que lo que realmente quiere no es cambiar lo que ocurrió, sino tener una lesión menor y poder ser independiente; “estar discapacitado pero valerme por mí mismo”. Ante la expresión de interés de todos los presentes, Javier no se cansó de repetir que es “un chico normal, como ustedes, uno más”.
Realizó estudios en electricidad a través de un Ciclo Formativo; también ha participado en cursos de informática y de diseño gráfico, que es lo que realmente le gusta, y su sueño es impartir clases de informática adaptada para discapacitados.

Sobre su discapacidad, dijo que “hay personas que tardan más en asimilarla que otras”. Sin ningún pudor, Javier compartió con los alumnos presentes la importancia de acciones tan básicas como caminar o correr. “Yo ni siquiera puedo abrir la nevera a por un zumo. Esos actos una persona normal no los aprecia”. Matizó además que la discapacidad pone unas barreras tan altas que a veces se consiguen cosas que no se pensaban conseguir. “No soy un superhombre. Si a veces no hace falta que te ocurra esto para no tener ganas de vivir, imagínense cuando sí te ocurre”.

La charla que ayer dio Javier Rosquete en el IES El Sobradillo está inmersa en el proyecto formativo Tuhistoria.com, promovido por el Cabildo de Tenerife y la Fundación CajaCanarias a través de la Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad (Sinpromi). Este proyecto, que como mínimo espera llegar a 480 jóvenes toda la isla, de entre 14 y 18 años, cuenta con la cofinanciación de la Fundación CajaCanarias, a través de su Convocatoria de Ayudas a Proyectos Educativos.

“La gente piensa que vivo del cuento”
Javier recibe una subvención pública de 500 euros y paga un alquiler de 400. Al no haber llegado al año cotizando, como es su caso, le correspondió la pensión no contributiva, que es la mínima. “Canarias es la comunidad con más tetrapléjicos por zambullidas. La mayoría de lesiones sobrevenidas acaban con pensiones no contributivas, la paga mínima, que no cubre ni un cuarto del total que necesitas”, cuenta Javier. “La gente piensa que vivo del cuento con la ayuda que recibo, y no es así”. Tiene un hijo de cuatro años y su mujer está en paro. “En mi casa han dejado de entrar dos sueldos: el mío y el de mi padre”. Javier vivía anteriormente en Cruz del Señor, en un cuarto piso sin ascensor, y luego se mudó a La Laguna. “Mis padres se hipotecaron y han tenido que pagar todas las reformas que necesito en la casa donde vivo ahora”. Además, el IES La Laboral, donde realizó sus cursos, no era accesible. Su antigua casa y su barrio, tampoco. “Lo tenía todo en contra”. Sobre si su hijo se percata de la situación especial en la que vive su familia, Javier admite que “es consciente de la situación desde que nació. Mi hijo presume de mí, me ayuda y eso le encanta”.

La vicepresidenta de Sinpromi Coromoto Yanes, señala que las acciones como esta charla de Javier Rosquete, están enmarcadas en en el proyecto formativo Tuhistoria.com que pretende promover en la juventud, valores sociales como la solidaridad, la cooperación, la empatía y el respeto por la diversidad, a través del conocimiento de la vida de personas con discapacidad.