Santa Cruz

Mamotreto: 15 meses a la espera de ser demolido… o no

MAMOTRETO LAS TERESITAS
El edificio de aparcamientos y locales comerciales de la playa de Las Teresitas. / S. M.

Para cualquier ciudadano resulta complicado entender que el cumplimiento de una sentencia se pueda demorar en el tiempo de manera deliberada sin que haya consecuencias por ello. Sin embargo, el Ayuntamiento de Santa Cruz viene siendo acusado de esto desde hace un año y tres meses, el mismo tiempo que tiene la sentencia de derribo que pesa sobre el edificio de aparcamientos a medio terminar de la playa de Las Teresitas. Un periodo en el que el Ayuntamiento, defiende, viene dando todos los pasos legales para cumplirla, mientras que los partidos de la oposición y la colectivos sociales como el de la Plataforma por el Derribo del Mamotreto, afirman que está haciendo todo lo posible por dejarlo en pie.

Ayer, la plataforma con otros colectivos sociales y los portavoces de tres de los cuatro partidos de la oposición (PSOE, SSP e IU), comparecieron públicamente para insistir sobre la demora, a su juicio, injustificada en el cumplimiento de la sentencia y señalar que van a estar “vigilantes” para que se cumpla la ley.

Una ley que, por otra parte, el Ayuntamiento asegura estar cumpliendo. El Consistorio ha recordado en más de una ocasión que la petición de informes que ha llevado en estos 15 meses obedecen a que la sentencia de la Audiencia Provincial dejó la puerta abierta a un posible mantenimiento del edificio cuando habló de “excepción”. Hasta el momento tres informes han corroborado que no hay tal excepción y uno más que dice que no se puede ejecutar la sentencia.

También ayer, el Ayuntamiento recordó que ya en diciembre de 2015 el alcalde, a la vista de los informes, dictó la redacción del proyecto de demolición total, trabajo que fue encargado a Gestur. La empresa pública tiene tres meses para ejecutarlo, periodicidad que es la misma que el juzgado ha establecido para que el Consistorio informe “sobre el estado de las actuaciones que lleven a cabo para proceder a la demolición acordada”.

Denuncia social
Para la plataforma, lo hecho por el Ayuntamiento no es suficiente. Lola Schneider, una de las portavoces del colectivo, calificó de “increíble” que el alcalde haya pedido un nuevo informe a Infraestructuras cuando ya tenía tres que le decían que había que demoler. Junto a Schneider, el portavoz del PSOE, José Ángel Martín, insistió en definir el informe de la directora general de Infraestructuras como de “complacencia”, un documento que según afirmó contiene errores jurídicos “de bulto”. El edil admitió que la comparecencia de ayer pretende presionar al Ayuntamiento para que tenga en cuenta la gran oposición social a mantener el mamotreto.

Para Pedro Fernández Arcila (SSP) dentro del Ayuntamiento se está viviendo una lucha entre lo que dicen los informes de los técnicos de más alto rango de la casa y los de los cargos políticos. “Es la primera vez que un pseudo cargo de confianza dice que no se puede tirar el mamotreto”, añadió Arcila en referencia al informe de Infraestructuras.

Ramón Trujillo (IU) también se sumó a esta escenificación del rechazo al mamotreto afirmando que se está ante un proceso que demuestra “el mal funcionamiento de la justicia” por los 15 meses que lleva sin cumplirse. “Estamos viviendo un tiempo de vaciamiento de un fallo judicial” afirmó.

Tanto Martín como Arcila, en respuesta a la pregunta de sí no se fían de que el juzgado haga cumplir la ley, respondieron que, “de quien no nos fiamos es del equipo de gobierno”. “La mayor garantía de que la sentencia se va a cumplir es la jueza”, añadió Martín, mientras que Arcila señaló que el último informe, “ni siquiera responde a la orden del alcalde”.

Multar al alcalde

No cumplir una sentencia judicial tiene consecuencias y su demora también. Según el portavoz del PSOE, José Ángel Martín, al ser interpelado sobre cuánto tiempo puede estar en ejecución un fallo judicial, detalló que, en este caso, “una vez que el juzgado ha pedido que se le informe trimestralmente, entiendo que ya no hay más pasos que dar que no sea el de la imposición de multas coercitivas a los que impiden la ejecución de sentencia”.

Para Martín, la única persona responsable de que no se cumpla el derribo del mamotreto, no es otra que el alcalde, José Manuel Bermúdez. “El próximo paso del juzgado no será pedir más información o nuevos informes porque ya están todos los posibles” por lo que entiende que será la imposición de multas a los responsables. Por su parte, Pedro Fernández Arcila llamó a las plataformas presentes, más de una decena, a iniciar movilizaciones para hacer cumplir la sentencia de derribo.