vilaflor

La alcaldesa: “Nunca vi a tanta gente en Vilaflor”

Foto SERGIO MÉNDEZ
Foto SERGIO MÉNDEZ

J. C. Mateu / T. Fumero

Un total de 1.743 personas utilizaron ayer el servicio gratuito de guaguas para acceder al Parque Nacional del Teide. Tal afluencia, unido al constante tránsito de vehículos privados (que solo podían acceder hasta Boca Tauce y luego bajaban obligatoriamente por Vilaflor) motivaron que la alcaldesa de este municipio, Agustina Beltrán, describiese gráficamente a este periódico lo vivido ayer en el lugar: “Nunca en el pueblo había llegado tanta gente; colas, atascos, gente por todos lados. Lo mejor es el efecto que produce en nuestra economía”.

“Las colas alcanzaron los 500 metros desde las guaguas al pueblo (gente haciendo cola para coger la guagua); colas formadas por tres y hasta cuatro personas”, explicó Beltrán, en alusión al aludido carrusel de transporte público organizado por el Cabildo en el marco de la llamada operativo Nevada, y que este año presenta como gran novedad el hecho de que no se puede acceder al Parque Nacional del Teide en un vehículo particular. Cabe recordar que están cortados los accesos por La Esperanza y por La Orotava, aunque la medida no disuadió a miles de curiosos que ayer frecuentaron igualmente estas vías. Por el sur se puede subir hasta Boca Tauce por la carretera de Chío.
El dispositivo del Cabildo fue puesto en práctica con quince guaguas gratuitas que se sucedieron para cubrir el trayecto comprendido desde Vilaflor hasta el teleférico.

En principio la experiencia fue positiva ya que si bien se vivió alguna situación de nervios en las colas de espera para acceder a las guaguas, no pasó a mayores y en todo caso imperó el civismo.

Hoy se repite la experiencia. La primera sale de Vilaflor a las 10.00 horas y la última a las 15.00 horas, mientras que la primera regresa a las 11.30 horas y la última a las 16.30. Hoy coincide el operativo con la celebración de la carrera de montaña Trail Fuente Alta Vilaflor 2016, que cuenta con 625 corredores inscritos, a los que hay que añadir a los integrantes de la organización. La alcaldesa de Vilaflor confirmó que “tenemos los hoteles a tope y necesitamos espacio para la prueba y para acoger a la gente que acompaña a los corredores”. En todo caso, se ha adelantado el inicio de las dos pruebas a las nueve y a las nueve y media de la mañana.