los realejos

El municipio, en el XI lugar entre los 8.000 con inversión sostenible

El alcalde apuesta por dar respuestas a los problemas vecinales. | DA
El alcalde apuesta por dar respuestas a los problemas vecinales. | DA

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha hecho público un informe sobre inversiones financieramente sostenibles del año 2014 en el que coloca al Ayuntamiento de Los Realejos en el XI lugar en un ránking de los más de 8.000 consistorios de municipios españoles.

“Son datos que demuestran una vez más, incluso con reconocimiento estatal, la cuidada gestión presupuestaria de este equipo de gobierno”, señala el alcalde, Manuel Domínguez.

Este informe del Gobierno de España alude al destino que en 2014 los ayuntamientos españoles dieron a su resultado positivo del ejercicio 2013, que podía haberse dirigido bien a una amortización anticipada, es decir, a pagarle a los bancos, o bien, atendidas estas obligaciones, a inversiones financieramente sostenibles. Ello le permitió a Los Realejos invertir a mediados de ese año nada menos que 1.777.885,68 euros para un Plan de Barrios Extraordinario que se sumó al ya aprobado a inicios del mismo.

“La importancia que se le da desde esta administración local no sólo a la austeridad y el control en el gasto, sino a seguir estando como ayuntamiento en la atención de los servicios públicos que nos competen y en los problemas del ciudadano y de su entorno más cercano, viene a contemplarse año a año desde 2011 en el Plan de Barrios y es justamente lo que el Estado entiende como inversión financieramente sostenible”.

El mandatario asegura que no renuncia a seguir defendiendo y trabajando en una clara línea de acción política, “huyendo de la improvisación y confiando de manera decidida en las ventajas competitivas que ofrece el municipio”. Y pone como ejemplo la dinamización y la atracción de la inversión y el turismo, sin olvidar una destacada partida presupuestaria en materia social.

El equipo de gobierno vuelve a concebir el presupuesto anual como la principal herramienta para invertir en la mejora de la calidad de vida de los realejeros, que se ajusta a los preceptos establecidos desde el Gobierno de España para el control y la contención del gasto.