Ortega confirma que las Directrices de la Energía se pararon en 2014 por un informe negativo

Pedro Ortega, consejero de Economía e Industria del Gobierno canario. / FRAN PALLERO
Pedro Ortega, consejero de Economía e Industria del Gobierno canario. / FRAN PALLERO

El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno canario, Pedro Ortega, anunció ayer que las Directrices de Ordenación Sectorial de la Energía (DOSE) volverán a salir a información pública, como en 2013 y confirmó que su paralización se debió a que el documento inicial obedeció a que hubo un informe desfavorable de Ordenación del Territorio en marzo de 2014, por lo que se debió devolver a la Cotmac.

Ortega, que compareció ante el pleno del Parlamento regional a petición de Nueva Canarias (NC), señaló que, en 2015, la Ley de Armonización y Simplificación daba dos opciones: o iniciar de nuevo la tramitación de las DOSE o continuar la iniciada en 2013, que fue la opción elegida, tras mantener reuniones con el departamento de Ordenación del Territorio para “consensuar” estas directrices.

Así detalló que para su aprobación definitiva faltan el visto bueno al nuevo documento inicial, incluido el informe de sostenibilidad ambiental y el de la Consejería de Industria; el trámite información pública y consultas a las administraciones e interesados; emisión de las DOSE resultantes, incluida su memoria ambiental, a la Cotmac; y el acuerdo final del Gobierno regional.

Desde NC, su portavoz, Román Rodríguez, tachó de “fracaso” los planes energéticos de Canarias con las energías renovables, pese a ser más baratas que el empleo de derivados del petróleo. Acusó al Gobierno regional de “pura improvisación” y de hacer “lo que dicen las multinacionales” contaminantes, como en su decisión de declarar estratégicas las plantas de biomasa. Ortega lamentó que NC se sitúe “en la trinchera” y expuso como un logro que en dos años Canarias llegará al 21% de renovables.

El parlamentario de NC llamó la atención sobre el “contrasentido” del Gobierno canario al apoyar plantas de biomasa de 70 megavatios cada una “justo en el territorio europeo con menos biomasa”, pues advirtió de que la empresa que las promueve quiere instalar una en Fuerventura.”¿Es por el interes general de Canarias esta decisión del Gobierno? No, sino de intereses de especuladores”, por las retribuciones oficiales que tiene la biomasa, manifestó. No recibió respuesta al respecto.

Reclamó el líder de NC una auditoría “independiente” del sistema energético canario para conocer sus costes de producción, “porque a lo mejor nos llevamos una sorpresa”. “No se dejen arrastrar por intereses creados de los que viven de esto a costa de todos nosotros”, enfatizó, dirigiéndose a la bancada del Gobierno canario.

Asunción Delgado, de Podemos, opinó que las DOSE “mantienen, con la introducción del gas, un modelo energético caro, despilfarrador, contaminante y antidemocrático ” y confirman el “fracaso” de la planificación de los últimos 28 años. “Si la tecnología ya ha hecho rentables las renovables, ¿ a qué estamos esperando?”, se preguntó.

Desde el PP, Miguel Jesús Jorge, ve “razonable” que se retome el trámite del plan, pero pidió que el Parlamento lo pueda discutir y hacer aportaciones, pues “ha abido apagón informativo, ya que desde fines de 2013 no sabemos nada, tras aprobacion inicial muy curiosa, dado que en el mismo acto administrativo se inicia procedimiento y se le da aprobacion inicial”.

El PP instó a Ortega a que ejerza las competencias de planificacion energética y le reprochó que “cambiara de discurso” tras la “bronca que le echó” el presidente del Cabildo grancanario (de NC), contrario al gas.

Desde el PSOE, Gustavo Matos  lamentó que el Gobierno canario aprobara como estratégicas inversiones en plantas de biomasa, pues advirtió de que esta fuente de energía, basada en la quema de residuos vegetales, “no es renovable si se utiliza a gran escala, si se trae a 3.000 kilómetros de distancia, y no es energía de respaldo para las renovables”.

Aquí recordó el diputado socialista  que Mariano Rajoy ha sido declarado persona non grata en Pontevedra por prorrogar la vida de una planta de biomasa de la misma empresa que las quiere instalar en Canarias.

Por eso pidió que el nuevo trámite para las DOSE sirva para “introducir cuestiones que en el camino  han quedado pendientes de definir correctamente”.

La diputada de CC-PNC Belén Allende apostó por “hacer con las DOSE el tránsito hacia un nuevo modelo energético basado en las renovables, que son más competitivas que las energías fósiles”.

Por la ASG, Jesús Ramón Ramos Chinea, pidió que ninguna isla quede marginada de la introducción de las renovables y de la planificación de las DOSE en general.