TENERIFE

El patrimonio más musical de los templos

ÓRGANO IGLESIA DE SAN FRANCISCO
El órgano localizado en la iglesia de San Francisco, en la capital, es uno de los que está pendiente de restauración. / FRAN PALLERO

Una de las joyas ocultas del patrimonio histórico tinerfeño son sus órganos, siendo uno de los valores más importantes que se esconden, sobre todo, en las iglesias y conventos. Muchos de estas piezas han sido restauradas y en la actualidad están en uso, pero, por contra, otras tantas se encuentran en mal estado. Con el fin de poner en valor este valioso material histórico, el Cabildo ha recuperado este año una línea de subvenciones para la mejora de esta parte del patrimonio, que en muchos casos está bastante olvidado.

En concreto, las arcas insulares prevé una partida de 100.000 euros este ejercicio, que se quiere aumentar en los próximos cuatro años, para culminar de rehabilitar los órganos deteriorados, que en total ascienden a una docena (al menos lo que merecen la pena trabajar en ellos), informó a este medio la consejera de Patrimonio Histórico y Juventud de la Institución insular, Josefa Mesa. Con esta cuantía, aproximadamente, se podría rehabilitar este año unas tres piezas. Además, la responsable insular recalcó que el objetivo es ir incrementando la cuantía para este fin en los próximos ejercicios, con el objetivo de recuperar el patrimonio de órganos con los que cuenta la Isla -uno de los más importantes de Canarias-, para que puedan ser utilizados en los templos.

ÓRGANO IGLESIA LA LAGUNA
La pieza de La Concepción de La Laguna fue ya tratada. / F. PALLERO

La responsable insular recordó que, en su momento, el Cabildo llevó a cabo un plan similar entre los años 2002 y 2007, -aunque en años anteriores ya actuó en algunos órganos-, el cual se paralizó por los recortes económicos provocados por la crisis. En este tiempo se impulsó la recuperación de más de una decena de instrumentos, algunos de los cuales fueron rehabilitados por el organero alemán, Bartelt Immer, tales como el del convento de Las Catalinas (La Laguna), la iglesia de La Concepción (Santa Cruz) o la parroquia de San Marcos, en Icod. Además, algunos ayuntamientos, como La Laguna, La Orotava o Adeje también destinaron fondos para recuperar las piezas localizadas en sus iglesias.

La consejera destacó el valor histórico de estas, halladas principalmente en iglesias y conventos de buena parte de los municipios de la Isla, y puso como ejemplo el caso de Gran Canaria donde tras la recuperación de un buen número de órganos se ha organizado un ciclo de conciertos. Insistió en que históricamente estos instrumentos eran parte fundamental de las iglesias y la idea que persigue este plan “es volver a ponerlos en uso y que se pueda disfrutar de ellos”.

Los más valiosos

Aunque en la Isla hay más órganos que restaurar, los que merecen la pena a juicio de la catedrática y experta Rosario Álvarez son 12. De esta cifra propone, sobre todo, actuar en tres: el del convento de las Catalinas de La Laguna, la parroquia de La Encarnación de La Victoria y La Concepción de La Orotava. “Los tres son alemanes del siglo XVIII, por lo tanto muy buenos, teniendo en cuenta los ya restaurados de esa centuria y de ese origen que son la admiración de cuantos organistas nacionales y extranjeros vienen a Tenerife”, explicó. El resto de piezas a rehabilitar en los próximos ejercicios son el de la parroquia de San Juan (Arico), ermita vieja (Candelaria), Santa Ana (Garachico), La Luz (Guía de Isora), San Bartolomé (Tejina), San Francisco y El Pilar (ambos en Santa Cruz), La Luz (Los Silos), Convento de Santa Catalina (Tacoronte) y El Socorro (Tegueste).

La experta destacó el importante valor patrimonial en órganos con los que cuenta Tenerife, ya que es la isla que tiene el número más elevado de estas piezas. Incluso, destacó que hay algunos de reconocimiento a nivel internacional. Insistió en que hay un sector de la sociedad que demanda este estilo musical y citó el caso de Gran Canaria, y el éxito del ciclo organizado. “En los conciertos celebrados con órganos el aforo se llena”, incidió, por último, Álvarez.

Algunos detalles

· Totalidad de piezas. La isla de Tenerife cuenta con unos 37 órganos de importante valor patrimonial (buena parte de ellos de origen alemán) repartidos en iglesias y conventos.

· El más antiguo. El órgano más antiguo de la Isla es uno de los localizados en el convento de Las Catalinas de La Laguna, que fue el primero en restaurarse, a finales de los años 80. Se calcula que este instrumento date del del siglo XVII. Aunque refleje la fecha de 1724-1725, se descubrió que este año fue el de su restauración y que su origen es anterior.

· Diferencias. Una de las curiosidades es que todos los órganos son diferentes unos de otros.

· Anécdota. El órgano de Adeje fue donado por el marqués, con el fin de que siempre estuviera restaurado y funcionando. De hecho, hay un documento notarial que lo atestigua.