Santa Cruz

El Plan de Empleo del G4 necesita un millón al año para su impulso

Los alcaldes del G4 se reunieron en La Laguna el pasado mes de diciembre. / F. P.
Los alcaldes del G4 se reunieron en La Laguna el pasado mes de diciembre. / F. P.

Cuatro de cada diez personas desempleadas en Canarias reside en algunos de los cuatro grandes municipios: Santa Cruz, La Laguna, Telde y Gran Canaria. Municipios que a su vez concentran el 50% del trabajo registrado en Canarias. Además presentan una población más envejecida a partir de los 50 años y un censo que tiene en común tres grandes y graves deficiencias como son el desconocimiento del inglés, la falta de conocimiento en tecnología así como la carencia de habilidades personales y sociales para el empleo (incluido el autoempleo). Todo esto justifica que estos cuatro municipios hayan puesto en marcha el llamado G4 con el que pretenden desarrollar estrategias diferenciadas para impulsar la empleabilidad. Las líneas maestras de ese Plan de Empleo han sido desarrolladas por Santa Cruz de Tenerife a través de la Sociedad de Desarrollo, documento que será presentado hoy a sus socios por el concejal de Planificación Económica, Alfonso Cabello. Ese plan, cuyo periodo de ejecución se ha establecido de enero de 2016 a diciembre de 2019, ha sido cuantificado en cuatro millones de euros, lo que arroja un millón por año, “la opción sería tratar de aspirar a un proyecto plurianual por importe de cuatro millones de euros en estos cuatro próximos años sobre todo por dar continuidad a los servicios que se prestan”, detalló Cabello a DIARIO DE AVISOS.

El grupo de trabajo que se reúne hoy estudiará cómo trasladar esta propuesta al Servicio Canario de Empleo (SCE), al que le harán llegar la necesidad de un tratamiento diferenciado que atienda a las especificidades que tienen, tanto desde el punto de vista de unos territorios que comparten similitudes como desde el de las características especiales de cada uno. El concejal delegado de la Sociedad de Desarrollo está convencido que las políticas de empleo pueden hacerse de otra forma, “si nosotros pudiéramos diseñarlas y decidir en qué gastar el dinero a lo mejor no sería en los proyectos de empleo que ahora diseña el SCE”. “Por eso -continua-, hablamos estos ayuntamientos para poder plantear alternativas”.

El plan que presenta Cabello se desarrolla en torno a tres ejes que tienen que ver con formación, ocupación y promoción empresarial. Cada uno de los municipios ha hecho su propio diagnóstico sobre las necesidades que tiene, un trabajo que una vez puesto en común ha dado como resultado siete medidas a desarrollar de manera conjunta.

Propuestas
Las siete medidas que se proponen se mueven en todos los campos de la empleabilidad y algunos casos llama la atención que ya no se estén desarrollando. Así, la primera de ellas tiene que ver con la creación de un equipo de prospección y dinamización en cada ayuntamiento que se encargue de poner en contacto a la oferta y la demanda o de crear bolsas de especializadas.

La capital propone crear grupos de ayuda mutua que busquen empleo y emprendimiento

Otra de las medidas tiene que ver con la creación de aulas permanentes en cuestiones clave como informática, inglés y competencias personales para el empleo. En este caso se trata de no solo dar cursos aislados sino hacer seguimiento de sus participantes e incluso de derivar personas desde todos los subprogramas de empleo en marcha. También evaluar sus avances y proponer nuevos itinerarios.

Una de las propuestas es la creación de la Escuela de Formación Online dirigida a la implementación de acciones formativas

La creación de un plan de comunicación, dinamización y sensibilización es otra de las acciones comunes y que tendrá como objetivo que cada año se puedan organizar un foro de empleo y emprendimiento que se hará en rotación por las cuatro grandes ciudades. Que los distintos servicios de empleo cuenten con los datos necesarios para la planificación y orientación de acciones es otra de las propuestas que recoge el documento. Por último, los propios municipios reconocen que para lograr poner en marcha de todas estas medidas necesitan mejorar sus propias capacidades en materia de tecnología, formativas o metodológicas.

Especificidades
El concejal delegado de la Sociedad de Desarrollo defiende la necesidad de este plan porque “no parece razonable que el SCE nos trata a todos por igual cuando los cuatro tenemos unas variables que nos diferencian de los demás”. “Están las más obvias pero también una muy real que es que tenemos la capacidad técnicas y estructural de desarrollar un proyecto de mayores dimensiones”, añade.
Cabello también critica que la principal medida de éxito de un proyecto siga siendo la de inserción, “no discuto que sea la primera pero no la única, debe estar ponderada por otros parámetros como por ejemplo si una persona que es encofrador y entra en un programa de empleabilidad, al final, si sabe hacer tres cosas más, a lo mejor no consigue trabajo justo después pero su carrera profesional sí ha sufrido un vuelco de 180 grados”.

“Nuestra capacidad técnica no está en duda”
El concejal delegado de la Sociedad de Desarrollo reconoce que para poner en marcha un Plan de Empleo tan ambicioso como el que hoy presenta, los cuatro municipios necesitan contar con un mayor número de recursos humanos destinados a intensificar las estrategias. En el caso de Santa Cruz, asegura Cabello, que el proceso de reorganización en el que está inmerso la entidad que preside no contradice en nada sus afirmaciones. Recorte de personal. “La capacidad técnica de la Sociedad de Desarrollo no está en discusión, la elaboración de este documento lo demuestra. Lo que está en discusión es el peso del capítulo 1, en este caso el del personal sobre los ingresos de la Sociedad de Desarrollo, no el técnico ni la capacidad de desarrollar proyectos”.
El edil defiende que en Santa Cruz ya se trabaja de una forma u otra en lo que se recoge en el Plan de Empleo, “Nosotros ahora mismo tenemos implantado el circuito completo de programas formativos, ocupacionales y de promoción empresarial, lo que pasa es que lo estamos dando muy dimensionado por lo limitado de los recursos”.
Defiende que se necesitan soluciones distintas y pone como ejemplo que dado el perfil del desempleado en Santa Cruz, “lo que nos dicen los datos es que tenemos que hacer proyectos duros para gente de entre 50 y 55 años”.