Podemos propone al Parlamento canario instar a prohibir por ley desahucios y cortes de luz a familias sin recursos

Meri Pita, Noemí Santana y Alberto Rodríguez, en la rueda de prensa ofrecida en el Parlamento canario. / SERGIO MÉNDEZ
Meri Pita, Noemí Santana y Alberto Rodríguez, en la rueda de prensa ofrecida en el Parlamento canario. / SERGIO MÉNDEZ

El grupo de Podemos propondrá al Parlamento de Canarias que inste al Gobierno estatal a promulgar medidas que garanticen el acceso a los medicamentos y la “sostenibilidad” del sistema sanitario público; la prohibición de los desahucios sin que antes la familia afectada tenga una casa alternativa; e impedir cortes de electricidad a los ciudadanos sin recursos para pagarla.

La propuesta fue presentada ayer por la portavoz en la Cámara regional, Noemí Santana; la secretaria general de Podemos en Canarias, Meri Pita, y el parlamentario estatal Alberto Rodríguez, quien vinculó esta proposición no de ley con la iniciativa que tiene presentada ya su partido en las Cortes generales, la Ley de Emergencia Social o de “rescate ciudadano”.

Santana argumentó que Canarias tiene la peor sanidad pública de España, que el 40% de los canarios se hallan en situación de pobreza y que la denominada pobreza energética afecta al 15% de los hogares en el Archipiélago.

La proposición también incluye instar al Estado a fomentar la colaboración de la banca y fondos de inversión para que provea los inmuebles de su propiedad para políticas sociales.

En este sentido Santana recordó que en Canarias existen 130.000 viviendas sin habitar. “Hay bancos con miles de casas vacías y gente en las calles”, se lamentó.

A su juicio, la iniciativa propuesta puede ser aprobada por unanimidad pues solo requiere de “voluntad política” y no aprecia “impedimentos legales”.

Por su parte, Alberto Rodríguez destacó los tres puntos principales de la proposición de Ley de Emergencia Social, con la que pretenden “defender a la mayoría social de este país”: “el derecho a la vivienda, para evitar desahucios sin alternativa habitacional y dar vivienda a mujeres víctimas de maltrato machista; atacar la pobreza energética y volver a la sanidad universal y no en función de la renta o de la situación administrativa”.