Tenerife

La Policía Canaria perseguirá a los taxistas ‘piratas’ de los aeropuertos

Las paradas deberán tener un jefe. / J.G.
Las paradas deberán tener un jefe. / J.G.

Uno de los principales problemas del sector del taxi en la Isla es el intrusismo profesional, sobre todo en áreas sensibles como son puertos y aeropuertos. Pese a que en los últimos años se ha intentado aumentar el control y la vigilancia, esta práctica ilegal no ha desaparecido. Ahora, las administraciones públicas implicadas han acordado incrementar la presencia policial en estos enclaves a través del cuerpo de la Polícia Canaria, que prestarán servicio en aeropuertos y puertos, sobre todo, en momentos de gran afluencia. De esta manera se pretende aumentar las sanciones para evitar las prácticas no permitidas en materia de transportes.

Esta acción ya ha sido aprobada por el Gobierno de Canarias, y una vez concluida la formación específica a este cuerpo, la idea es que este refuerzo policial pueda estar operativo en las próximas semanas, informó a DIARIO DE AVISOS el director general de Transportes de la Consejería de Obras Públicas, Elías Castro. El responsable regional explicó que aunque la competencia en materia sancionadora está transferida a los cabildos, el objetivo es que en momentos puntuales, de importante afluencia, puedan levantar actas en los puertos de Los Cristinanos y Santa Cruz y los aeropuertos Reina Sofía y Los Rodeos, que luego deberán ser gestionadas por al Institución insular. Añadió que estos agentes se suman así a las labores realizadas por los inspectores de transportes del Cabildo, la Guardia Civil y las policías locales de los municipios donde se ubican estas infraestructuras. Matizó que de esta manera se dará una mayor garantía y seguridad.

Este es uno de los acuerdos adoptados hace unas dos semanas en una reunión mantenida por la propia Consejería con los municipios y los siete cabildos, en donde se trató el tema del intrusismo en el sector del taxi. Además, para mitigar estas prácticas ilegales se acordó la realización de un estudio a fondo sobre los problemas de movilidad en las áreas decretadas como sensibles, entre las que se hallan puertos y aeropuertos.

Durante el mencionado encuentro, una de las peticiones elevadas por el Cabildo tinerfeño fue de la modificación de la ley de transporte con el fin de que los taxis puedan cargar pasajeros fuera de su municipio, en los supuestos en los que opere para facilitar el uso del vehículo público. En esta línea, el responsable regional valoró esta medida y se comprometió a estudiarla.

Castro puso como ejemplo el caso de la incorporación del taxi compartido en Los Realejos, “que está funcionando bien y se quiere llevar a otros municipios”. Se plantea que este modo de transporte en el taxi pueda extenderse a otras zonas, de tal manera que un mismo vehículo pueda recoger a pasajeros de distintos municipios para acercalos a paradas de guagua o demás puntos de interés. Además, esta excepción en la norma podría también aplicarse en el caso de Anaga, que pertenece a varios ayuntamientos y así un mismo taxi podría operar en los distintos caseríos, independientemente de si pertenecen a Santa Cruz o La Laguna.

Por último, el director general de Transportes del Gobierno canario, Elías Castro, matizó que esta posible modificación de la norma regional se está analizando, además de que deberá ser consultada y consensuada con las asociaciones del sector para conocer su postura.