la victoria

El PSOE recurrirá la moción de censura contra Correa por ser ilegal

Juan Antonio García Abreu hizo público ayer el documento del pacto PP-PSOE para este mandato. /DA
Juan Antonio García Abreu hizo público ayer el documento del pacto PP-PSOE para este mandato. /DA

El PSOE de La Victoria de Acentejo recurrirá la moción de censura presentada el 29 de enero por Coalición Canaria (CC) y el concejal del Partido Popular (PP), Leo García, contra el alcalde, Fermín Correa, por ser “ilegal, irresponsable” y significar la “mayor traición política en el municipio”.

Así lo anunció ayer el portavoz del grupo Socialista en el Ayuntamiento y todavía primer teniente de alcalde, Juan Antonio García Abreu, quien compareció en rueda de prensa para evaluar la moción de censura acompañado de sus cuatro compañeros de grupo, Isabel García, Sonia Gutiérrez, Josué Rodríguez y Patricia Fernández.

Abreu avaló la ilegalidad del recurso presentado por CC y PP al no haberse celebrado un pleno municipal para dar cuenta de la condición de concejal no adscrito de Fermín Correa tras su suspensión del PP. En este sentido, recurrió al artículo 197/1 del Régimen Electoral General, que establece que en ese caso es necesario una mayoría reforzada, es decir, contar con un representante más del pleno municipal, un requisito que no se cumple.

El informe elaborado por la secretaria en el que constata la condición de no adscrito del alcalde “es una diligencia de ordenación, pero no ha emitido un informe respecto a la viabilidad o no de la moción de censura”, precisó García Abreu.

Por otra parte, el PSOE presentará en los tribunales un recurso a la expulsión de Fermín correa porque considera que “hay una vulneración de los derechos fundamentales” y porque “no cumple con todos los requisitos legales en la vía administrativa, y por lo tanto, debe iniciarse nuevamente. Eso significa que a día de hoy, Fermín Correa pertenece al PP”, recalcó el edil. En esa línea, confió en que los tribunales le den la razón a su partido, tal y como ocurrió en otros municipios en los que se presentaron mociones de censura que no cumplían con los requisitos, como el caso de Tacoronte o en el Cabildo de La Palma.

También es una moción “irresponsable”, según los socialistas, ya que el cabeza de lista de CC y futuro alcalde, Haroldo Martín, además de imputado “está incapacitado para dirigir los designios del municipio”, al dejar una deuda de 1,6 millones en facturas pendientes de pago, tal y como lo avaló la interventora municipal en su informe del 13 de julio. Y recordó que esta deuda está siendo objeto de una auditoría para determinar si el gasto es real.

“En su periplo 2011-2015 lo único que hizo Martín fue una carretera central que es polémica entre los vecinos por los cambios de sentido y la escasez de aparcamientos, y su segunda maravillosa gestión fue un mercadillo del agricultor, en el que invirtió 120.000 euros en casetas de muñecas que se mojan más dentro que fuera”, manifestó.

Abreu también calificó de “irresponsable” al anterior alcalde “porque ahora habla maravillas de su futuro socio de gobierno pero meses atrás decía que era un despilfarrador y un incompetente”.

Durante los siete meses que se ha mantenido el pacto PP-PSOE La Victoria ha tenido un “gobierno aceptable en el que no hubo nunca una falta de respeto, enfrentamientos, desplantes en las fiestas de barrio, o discusiones en Alcaldía”, hechos que sí ocurrieron durante el anterior mandato CC-PP y que, según el concejal socialista, “fueron conocidos por todos los vecinos”.

Doble traición de Leo García
García sostuvo que la moción también era una “una doble traición política” por parte de Leo García, a quien tenía por “una persona seria”. Por un lado, a su compañero de filas, “con quien empezó en la vida política, a quien le debe el ser concejal, y al alcalde que embistió el 13 de junio”. Por otro, al PSOE, “partido del que intentó formar parte en 2007″ y del que “se burló” cuando el pasado 25 de enero, en una reunión de grupo de gobierno, le pidió tranquilidad ante los posibles rumores de una moción de censura “que firmó ese mismo día”. Pero además, “se mantuvo en el gobierno hasta el día 29, no sabemos si por el sueldo o por qué motivos. Ni él mismo fue capaz de presentar su dimisión”, recalcó por último.

“El interlocutor del pacto fue Leo García”
“Algunos de los aquí presentes pueden constatar que cuando llegué fui cogido por el brazo y Leo García me planteó un pacto con Alcaldía compartida. No sé si por el miedo de quedarse fuera de un acuerdo con CC y no tener responsabilidad de gobierno, o porque realmente tenía intención de pactar con el grupo Socialista”.

Juan Antonio García Abreu hizo estas declaraciones ayer en rueda de prensa para dejar claro que fue Leo García y no el alcalde, el interlocutor del PP para sellar un pacto el día en que tomó posesión la nueva corporación. “A continuación, Fermín Correa bajó las escaleras, le comentamos las circunstancias y nos estrechamos las manos”, añadió.

En el documento de gobernabilidad, que el PSOE hizo público ayer, PP y PSOE se comprometen a “garantizar la estabilidad política en la corporación” que permita establecer una mayoría de gobierno durante el presente mandato. En el acuerdo, además de establecer las áreas, la distribución de competencias, y los órganos de gobierno, ambos grupos se comprometen “a no formalizar ninguna moción de censura durante este mandato”, y así lo firman los cinco concejales del PSOE y los dos del PP, entre ellos, Leo García.
Consultado al respecto, el presidente del PP en Tenerife, Manuel Domínguez, contestó: “He escuchado tantas mentiras que me quedo con la realidad. Leo García es el único concejal del PP y ha querido dar el paso y presentar una moción de censura con el único partido que quiere hablar con el nuestro”.