UNA CUESTIÓN DE PACTOS

Sánchez, de Podemos: “son tan de izquierdas que son capaces de que siga Rajoy”

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha avisado este viernes de que quien vote ‘no’ a su investidura como presidente del Gobierno estará votando ‘sí’ a “la continuidad de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno”.

Y en particular, el líder de los socialistas se ha dirigido a Podemos, a quien ha pedido que no de “lecciones” al PSOE: “Son tan de izquierdas que son capaces de votar en contra de un candidato del PSOE para que siga gobernando el PP”, ha dicho.

Así se ha pronunciado al inicio de una asamblea con militantes en Alcalá de Henares, junto al alcalde de esta localidad, Javier Rodríguez Palacios, y la secretaria general del PSOE de Madrid, Sara Hernández, con el objetivo de explicar el acuerdo firmado con Ciudadanos y defender el ‘sí’ en la consulta a las bases.

Sánchez ha recalcado que el resultado de las elecciones del pasado 20 de diciembre hace que, en el Congreso de los Diputados, la suma de las derechas es mayor que el bloque de izquierdas, que tenía como “única opción” para gobernar, apoyarse en los partidos independentistas.

HABÍA QUE ELEGIR ENTRE C’S Y LOS INDEPENDENTISTAS
“La única opción que podíamos tener para poder ganar desde la izquierda es una de dos: o intentar plantear un acuerdo con el partido de Ciudadanos o, dos, hacer descansar la gobernabilidad en partidos que quieren romper la unidad de España, ERC y Democracia y Libertad”, ha dicho.

Por eso, y porque no quería contar con partidos que quieren “romper la unidad de España”, el líder del PSOE quiere sumar a las “fuerzas del cambio”, Ciudadanos y Podemos, para poner en marcha un gobierno “progresista y reformista” como el que, dice, ha apoyado el partido de Albert Rivera. Mientras tanto, ha lamentado, el de Pablo Iglesias parece que prefiere que siga Rajoy en La Moncloa.

Sánchez ha defendido que el PSOE ha sido “coherente” en los últimos dos meses, con el mensaje que dieron los españoles en las urnas y con la ‘hoja de ruta’ que se marcó, porque dijo que no apoyaría la continuidad del PP y trataría de propiciar un gobierno de cambio y de progreso, que abriría a otras formaciones porque los socialistas no puede hacerlo solos.

Por eso, ha pedido el apoyo a los militantes, en la consulta que ha convocado la dirección para conocer su opinión sobre el acuerdo que ha alcanzado con Ciudadanos. Sánchez ha dicho que hay que decir “sí al cambio, al progreso y a la reforma y no a Mariano Rajoy”. “Es lo que tenemos que votar mañana”, ha defendido.


A LOS AFILIADOS: “ES UN ACUERDO DE IZQUIERDAS”
El líder de los socialistas ha defendido que votar sí al acuerdo es apoyar la derogación de la reforma laboral y la elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, la revisión de los acuerdos con la Santa Sede y la aprobación de una ley religiosa y la paralización de la ‘Ley Wert’.

Por eso, ha pedido a los afiliados, que votarán “en libertad”, que lo apoyen, después de sacar pecho de la consulta, porque es “la primera vez en la historia democrática del país” que se somete a la valoración de los afiliados “nada más y nada menos que un acuerdo de gobierno”. Así, ha afirmado “con orgullo” que el PSOE “es el partido más democrático del sistema político español”.

El líder del PSOE ha insistido en que el acuerdo que se somete a las bases es “un acuerdo de izquierdas, progresista” y ha insistido en que quien rechace su investidura en el Congreso la próxima semana estará votando no al ingreso mínimo vital, a una ley de igualdad salarial entre hombres y mujers, a la supresión de los copagos en dependencia y a la paralización de la LOMCE.

En definitiva, ha dicho, estarán “votando no a la recuperación de derechos y libertades y a la creación de oportunidades”. “A lo único que van a estar votando sí es a la continuidad de Mariano Rajoy como presidnete del Gobierno”, ha dicho.

Sánchez ha subrayado que, para el PSOE, ésta era su “única línea roja” y, por eso, quiso tender la mano al resto de fuerzas políticas que representan “el cambio en España”. Lo hizo, ha dicho, porque no quería hacer el “ejercicio de escapismo político” que, en su opinión, protagonizó Rajoy cuando declinó presentarse a la investidura cuando se lo pidió el Rey.

Ahora, y pese a que Podemos, IU y Compromís han rechazado seguir negociando después del acuerdo con Ciudadanos, ha emplazado de nuevo a todos los partidos para que “piensen en el bien común” y no en el propio y permitan que Rajoy no siga siendo el presidente del Gobierno.