Santa Cruz

Tenerife facilitará soporte tecnológico a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro

José Manuel Rodríguez es el director de Atos Canarias. / S. M.
José Manuel Rodríguez es el director de Atos Canarias. / S. M.

Tras las puertas de Atos Consulting se esconde una isla tecnológica interconectada con el mundo, que da soporte a 94 grandes empresas que han encontrado en la excelencia de este núcleo el mejor aval para confiar la resolución de las incidencias de sus herramientas de trabajo, más de un millón al año. Desde un pequeño espacio en Villalba Hervás en 2007, esta filial del grupo Atos ha logrado dar el salto hasta los 4.000 metros cuadrados que ahora ocupa en el polígono industrial de El Mayorazgo, en Santa Cruz de Tenerife. José Manuel Rodríguez es el director de Atos Canarias y habla con pasión del trabajo de un centro que asegura, ha apostado desde el principio por la excelencia, “con una E de cinco metros de grande”, asegura sonriendo. Esa calidad de servicios tecnológicos hizo que el Ayuntamiento de Londres apostara por Atos para dar soporte al metro de la capital británica, de forma que, cuando un usuario de este transporte tiene un problema con cualquiera de las máquinas del metro, es Tenerife quién le soluciona el problema. Esa misma excelencia es la que ha llevado a que, por primera vez, desde que Atos da soporte al Comité Olímpico Internacional (COI), la filial de El Mayorazgo se encargue de controlar las incidencias en los Juegos Olímpicos de Brasil, los primeros de la historia que se gestionarán en modo Cloud, es decir, desde internet.

4.000 son los metros cuadrados de la nueva sede de la empresa ubicada en el polígono industrial del Mayorazgo


El concepto de empresa que Atos desarrolla en Santa Cruz es completamente innovador frente a la gestión tradicional de forma que cuando se le pregunta a Rodríguez cómo se llega de una pequeña oficina en Villalba Hervás a dar soporte a unos juegos olímpicos, empieza la narración por los Recursos Humanos, no por la tecnología, no por el capital de inversión, no por el espacio físico, no, lo primero que Atos comprobó antes de dar el salto hacia la excelencia mundial fue que tenía acceso a los recursos humanos necesarios para liderar ese salto. “Lo primero que tuvimos que hacer fue creérnoslo, si no, no hubiera sido posible hacerlo”, explica Roddríguez. “En 2007, cuando pensamos qué podíamos hacer para diversificar la actividad que ya prestábamos en Canarias, tuvimos que ver si éramos capaces de montar un centro de servicios para Europa. Vimos lo que necesitábamos y lo primero fueron los recursos humanos, las personas”, añade.

“Necesitamos más recursos -continúa explicando- porque en el 2006 éramos 14 personas (ahora son 500) y vimos que teníamos recursos en Canarias para hacerlo, tanto universidades como centros de Formación Profesional”. El director de Atos Canarias reconoce que los perfiles son más bien técnicos con un alto nivel de idiomas, quizá más importante esto último que lo primero. “Siempre digo que no somos mejor que nadie pero tampoco peores”, afirma Rodríguez en cuanto a los recursos disponibles y siempre todo enfocado para ser un centro global. “Nosotros ya hablábamos en 2007 de globalización cuando nadie lo hacía”, afirma.

La filial de Santa Cruz tiene la mayor diversidad de idiomas a nivel mundial, hasta 13

Y es que Atos Tenerife se ha convertido en un centro de referencia para el medio centenar de sedes que Atos tiene por el mundo, entre los que solo una docena dan servicios globales y el de Santa Cruz es uno de ellos. Entre los motivos, explica el director de Atos Canarias, es haber conseguido ser el centro con mayor capacidad idiomática, “hasta 13 idiomas distintos manejamos en nuestra sede”.

Llegar hasta el punto, el segundo punto que Atos Consulting necesitó para su expansión fue el de las comunicaciones, “no podemos olvidar que damos servicio a las grandes multinacionales en los problemas que ellos tienen con las tecnologías. Si hay una persona en Brasil o Estados Unidos y tiene un problema con sus herramientas informáticas donde se lo van a resolver es en Tenerife”. Como ejemplo de la importancia de este servicio en remoto, recuerda Rodríguez que en ese 2007, cuando empezaban como servicio de apoyo a otros centros globales, el huracán Katrina dejó sin servicio al centro de Atos en Houston, “miraron en el mapa y vieron que el centro más cercano que podía darles apoyo era el nuestro y fue cuando nos llamaron y nos dijeron, Tenerife, Houston tiene un problema”.
Asegura el director de Atos Canarias que el salto a centro global supuso muchos “no se puede” y muchos “por qué no”. “Gracias a dios somos muy cabezones y seguimos adelante porque tenemos unas magníficas conexiones, igual que en continente o incluso mejores”. El proyecto Allix del Cabildo de Tenerife es uno de los puntos fundamentales en ese salto, “el Cabildo dio un gran paso al conectarse a las redes mundiales que van desde el mundo hacia África y además decidió lanzar cable. Eso es lo que le da capacidad de conexión a Tenerife con el mundo entero”.

Conectar personas
El último de los escollos para Atos Tenerife como centro global fue convencer a los clientes que desde una isla remota en el Atlántico los servicios de soporte tecnológico que ofrecían era viables, seguros, eficientes y de nuevo excelentes. “Una vez que vimos que podíamos conectar centros a través de la tecnología teníamos también que conectar personas”, explica Rodríguez que detalla que Atos Tenerife es un centro muy visitado. “Todas las semanas tenemos visitas aquí de grandes empresas, de las que ya tenemos y de nuevas que quieren usar nuestros servicios eso nos obliga a conectar a las personas”. “Los futuros clientes -continúa- quieren saber cómo es el centro que les va a dar el servicio y por lo tanto vienen a visitarnos y nos hacen una especie de auditoría”. De nuevo el entorno se convierte en una fortaleza para Atos, “utilizamos la red turística, dos aeropuertos y lo aprovechamos. Una persona que tiene que ir a Polonia o a Tenerife, casi es más directo venir aquí que a la sede polaca, donde hay otro centro global”. Así que “una vez que ya tenemos las personas, la conectividad, las conexiones, ser un centro atractivo, aprovechar que cuando alguien oye Tenerife ya se le pone una sonrisa porque si tienen que venir dos veces al año mejor que sea a Tenerife, todo conjugado hace de Atos Tenerife lo que es hoy”.

Hoy Atos es un centro de referencia para el resto de núcleos en el mundo, “nos cogen de referencia para que le digamos como tienen que ser esos centros, y estamos creando valor porque ya tenemos consultores nuestros que han nacido aquí y que van por el mundo explicando esa metodología que aplicamos en Santa Cruz”. “Ser un centro global significa que funcionamos igual aquí que en cualquier centro del mundo. Tenemos las herramientas, metodología, y hemos ido un poquito más allá creando valor, lo que hace que el resto se fije en nosotros”.

Clientes
El principal comercial de Atos es Atos. “Somos parte de una multinacional con más de 100.000 personas repartidas por el mundo en distintas empresas que forman parte del grupo y es esa red comercial la que me vende a mi”, explica Rodríguez. Con 94 clientes en cartera gestionados desde Tenerife, parece que han logrado convencer a la gran Atos de que su pequeña filial tinerfeña está a la altura. Desde Santa Cruz se da servicio a empresas ubicadas en tres continentes, principalmente Europa, “pero hemos crecido mucho en Norteamérica y Latinoamérica y en África algo menos”.

Entre esas multinacionales están nombres como el de Adidas, la farmacéutica Boehringer, la empresa de juegos online Codere, la compañía telefónica de Holanda KPM, pero también banca, seguros e incluso sector público como el hospital Sant Pau en Cataluña. La única empresa local que gestiona Atos es Cervecera de Canarias. Entre los que están por llegar destaca Ferrari, por cuyos servicios está concursando Atos, y Airbus, cliente que ya supone un paso más técnico dentro de la atención a los usuarios. “Estamos a la espera de hacernos cargo de su proyecto de helicópteros, Eurocopters”, detalla Rodríguez.

Sin embargo, entre tanto nombre reconocido, uno de los servicios que ha logrado Atos Tenerife y de los que más orgulloso está su director es que “hemos conseguido que centralicen en la Isla toda la actividad global de recursos humanos. La plataforma de formación online de Atos mundial se gestione y controla desde aquí, con un grupo de 30 personas va a crecer casi al doble”, concluye.

Tenerife da soporte a la Olimpiadas de Brasil

Daniel García Gámez (en el centro de la imagen) acudirá a Brasil en representación de Atos. / S. M.
Daniel García Gámez (en el centro de la imagen) acudirá a Brasil en representación de Atos. / S. M.

N. T.
Santa Cruz de Tenerife
Daniel García Gámez. Este es el nombre del empleado de Atos Tenerife -en el centro de la imagen- que el 1 de agosto viajará a Brasil para supervisar en persona el trabajo de control de incidencias que el centro de Tenerife hará en estos Juegos Olímpicos. “Dani ha sido seleccionado entre todos los centros de Atos para viajar hasta Brasil”, explica orgulloso José Manuel Rodríguez. “Atos es el partner tecnológico del Comité Olímpico Internacional (COI) desde 1992 y lo será hasta los juegos del 2024”, explica Rodríguez. La empresa se hace cargo de todo el soporte tecnológico de los juegos, desde los pases de seguridad de los atletas hasta los videomarcadores. “En los juegos de Londres soportamos más de 8.600 millones de conexiones, más que habitantes en el mundo, una cifra que se espera se supere en Río”. El papel español en los juegos de Brasil pasa por tres centros: Barcelona, Sevilla y Tenerife. En la ciudad condal partió todo con los juegos del 92. En Sevilla se encuentra el centro de pruebas en el que se encargan de que no falle nada, hasta 250.000 horas de pruebas. “No podemos decirle a Usain Bolt que vuelva a correr los 100 metros lisos porque ha fallado el marcador”, explica Rodríguez.