Santa Cruz

Santa Cruz media, desde 2012, en 50 casos de ejecución hipotecaria

Santa Cruz de Tenerife implantó en 2012 el Servicio de Asesoramiento e Intermediación en materia de Ejecuciones Hipotecarias con el objetivo de que, aquellas personas con dificultades para hacer frente al pago de los préstamos hipotecarios y que se encuentren en riesgo de perder su domicilio habitual tuvieran un apoyo frente a los bancos. Junto al Ayuntamiento de Santa Cruz, el Ilustre Colegio de Abogados de Santa Cruz de Tenerife (Icatf) se encarga de hacer la mediación. Desde entonces y hasta el 31 de diciembre de 2015, el servicio ha realizado 290 atenciones en las oficinas de Viviendas Municipales a quien le corresponde la primera recepción de los usuarios y el asesoramiento sobre la documentación a presentar dando trámite de la solicitud trasladando el expediente al Colegiado designado. Una atención que se ha traducido en 50 expedientes tramitados en estos tres años y a los que hay que sumar cuatro más que estaban en tramitación a fecha de 31 de diciembre de 2015.

225 es el número total de atenciones que se realizaron en 2013, sin diferencia, el que más registró desde 2012

En el 22% de los expedientes, que se traduce en 11 casos, se ha concluido con acuerdo con la entidad bancaria, ya sea mediante renegociación de cuotas o frenando los alzamientos. Solo en seis de los 50 casos no se consiguió acuerdo alguno, lo que representa el 12% del total. Según las cifras del servicio, en dos ocasiones los interesados han renunciado a la mediación al haber alcanzado un acuerdo durante la tramitación del expediente(el 4%) mientras que el 36% restante (18 casos) se ha iniciado el proceso que actualmente sigue en trámite. Además hay que sumar otro 26% (13 casos) en los que ya hay una propuesta de acuerdo en tramitación.

Atenciones
La creación del servicio de intermediación fue una de las consecuencias de que Santa Cruz se convirtiera en el primer municipio de España en aplicar un Protocolo Antidesahucio, mediante el cual, el Ayuntamiento, cuando así se lo soliciten los afectados, media de forma directa con la entidad bancaria para paralizar el lanzamiento de la vivienda. El nacimiento de este servicio fue aparejado de una gran demanda ante lo que parecía una forma de paralizar los múltiples desahucios que se vivían en la ciudad. En ese primer año, en 2013, el número de atenciones fue de 225, el año que más se produjeron con diferencia, acumulando el 77% del total. Ya en 2014 la cifra disminuyó considerablemente hasta las 43 atenciones (14%) para, el año pasado, atender solo a 22 personas, habiendo meses incluso en los que no se produjo ninguna atención.

42 es la cifra de personas a las que el Consistorio costeó el servicio de mediación que alcanza los 120 euros

Este llamativo descenso en el uso de este servicio por parte de los vecinos de la capital coincide en el tiempo con la publicación de las primera sentencias europeas sobre la normativa hipotecaria española, lo que frenó el número de lanzamientos. También, como reconocían fuentes municipales, muchas de las personas que acuden inicialmente al servicio lo hacen por problemas derivados del impago de alquileres, algo que se sale del objeto de atención ya que la mediación debe hacerse entre particulares. El informe elaborado desde el servicio de intermediación realizado en estos tres años, destaca la agilidad en la designación de abogado, detallando que una vez que el solicitante cumplimenta la documentación es casi inmediata. “El mismo día o al día siguiente ya cuenta con la designación del abogado de oficio al que de inmediato se le da traslado de la documentación necesaria para iniciar los trámites de intermediación”, explica el informe.

Coste
El coste de la intermediación se cifra en 120 euros. De los solicitantes a los que se les ha designado abogado, explica el documento, el 77,78 % (un total de 42 personas) resultó beneficiario de la prestación social del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por importe de 60 euros, correspondiendo el abono de los otros 60 euros a la entidad financiera con la que se está llevando a cabo la intermediación hipotecaria en cuestión.