Vergüenza democrática

Sin duda resultó agitada la moción de censura presentada en el Ayuntamiento de La Victoria, con especial protagonismo del alcalde saliente, Fermín Correa, que recurrirá judicialmente su reciente expulsión del Partido Popular. En el vídeo grabado y cedido por la periodista María Montero se recoge exactamente el momento en que Correa señala al máximo dirigente de los populares en la Isla, Manuel Domínguez, al que rebautizó como “la mano que mece la cuna”

La política llegó ayer a extremos intolerables en La Victoria de Acentejo. La moción de censura que interpusieron CC y el PP contra el alcalde no adscrito Fermín Correa prosperó en medio de gritos, insultos, reproches y descalificaciones continuas, tanto de los miembros de la corporación como de algunos vecinos presentes, dejando a un lado el respeto institucional.

Traidor, mentiroso, golfo y caradura, fueron solo algunas de las palabras pronunciadas durante el pleno en el que tomó posesión como nuevo alcalde el cabeza de lista de CC, Haroldo Martín. Hasta en siete ocasiones el presidente de la mesa de edad, el concejal nacionalista Francisco Gutiérrez, tuvo que pedir silencio y respeto y advertir de la posibilidad de desalojar el salón de plenos si se mantenía el tenso ambiente. Allí estaban para respaldar a los suyos, la cúpula del PP, encabezada por su presidente, Manuel Domínguez, y su secretario Pedro Suaréz, mientras que CC estuvo representada por su secretaria de organización en Tenerife, Rosa Dávila. El vicepresidente primero del Cabildo, Aurelio Abreu, el diputado Gustavo Matos, y el exalcalde Manuel Correa lo hicieron por el Partido Socialista (PSOE).

La intervención del alcalde saliente, que la hizo de pie “porque no tenía miedo y se iba de la política con la cara bien alta”, fue la más dura en cuanto a ataques personales ya que tuvo palabras para todos. Especialmente para Manuel Domínguez, a quien lo acusó de ser “la mano que mece la cuna”. Pero también para su excompañero de filas, Leo García

Los momentos más significativos durante el pleno de la moción de censura celebrado ayer fueron captados por nuestro fotógrafo Fran Pallero. La sala de plenos del Ayuntamiento de La Victoria completa durante la moción de censura. | FRAN PALLERO
<
>
Los momentos más significativos durante el pleno de la moción de censura celebrado ayer fueron captados por nuestro fotógrafo Fran Pallero.
, a quien llamó “traidor”, porque gracias a él “y a cuatro niños que ni siquiera estaban afiliados al PP” se pudo concretar la moción de censura. También lo acusó de ser cómplice de toda la persecución que sufrieron él, su familia y los ediles del PSOE.

Fermín Correa pidió sin éxito que se declarara nula la moción porque no se dio cuenta al Pleno y por la autenticidad de la firma del concejal de CC Román Afonso, “quien en el momento de la presentación estaba dando clases en Lanzarote”. Pero la secretaria municipal dijo que había argumentos jurídicos suficientes que avalaban su legalidad.

Haroldo Martín fue el primero en hablar para justificar los motivos del documento, presentado no solo por el “incumplimiento” del PP el día de la toma de investidura sino por “el inmovilismo y desgobierno municipal” de PP-PSOE. “Es lamentable que haya pasado por este ayuntamiento sin pena ni gloria, porque se ha dedicado a revisar facturas y a hacer auditorías buscando donde no hay”, le espetó a Fermín Correa, al tiempo que elogió la “valentía” de su socio de gobierno, Leo García.

El portavoz del PSOE, Juan Antonio García Abreu, le reprochó a Martín que durante el tiempo que fue “asesor del señor Fernando Clavijo con un muy buen sueldo, que creo que va a tener que devolver, desde la calle Pérez Díaz y en chándal volcara todo su tiempo en tejer una telaraña que desemboca en esta moción de censura en lugar de realizar una oposición seria”.

La intervención de Leo García, fue la última en producirse. El único concejal del PP confesó con gritos de “traidor” de fondo, que le había sido fiel a su excompañero pese a que ambos sabían que “se habían equivocado” por disciplina, y así lo entendió su partido y por eso decidió archivar su expediente de expulsión.

Pero las palabras más fuertes del edil popular fue cuando contó que Correa “se atrevió a desearle públicamente cáncer”, y esperó que algún día le pida disculpas por ello. Este último lo negó desde su asiento pero varios presentes en la sala lo constataron.

El pleno continuó con la votación de la moción de censura a viva voz que prosperó gracias a los seis votos de CC y uno del PP y los seis en contra de los concejales del PSOE y Fermín Correa. Acto seguido, Haroldo Martín fue envestido nuevo alcalde. Con el bastón de mando en alzas y la cara de satisfacción de haber ganado una batalla de ocho meses “muy dura y muy larga”, prometió que iba a ser “el alcalde de todos y todas”. Por último, tendió la mano a la oposición y le pidió que “se aparte de los malos consejos de las personas que vienen viciadas de antaño”.

Manuel Domínguez
Presidente insular del PP

“El PP es un partido serio y ha tomado una decisión. Estoy deseando que se empiece a hablar más de política y menos de políticos. Para que uno se haga respetable tiene que cumplir unas normas y cuando no se hace, hay consecuencias”.

Rosa Dávila
Secretaria de Organización de CC en Tenerife

“Se trata de resolver una anomalía de algo que no debería haber sucedido porque CC fue el partido más votado en La Victoria”. Sobre la misma situación en Puerto de la Cruz, recordó que hay un expediente abierto a sus compañeros.

Gustavo Matos
Diputado y miembro de la Ejecutiva regional del PSC-PSOE

“Se culmina una operación política que se frustró el día de la toma de posesión. Un incumplimiento más de CC, que se suma a la larga lista, integrada por Puerto de la Cruz, Arico y La Laguna. A CC le gusta pactar con el PP, está en su ADN”.