Vidorreta: “Tuvimos personalidad”

El técnico Txus Vidorreta se mostró satisfecho del triunfo, pero por encima de todo destacó la buena defensa que hicieron sus jugadores durante todo el encuentro, pero en especial en el último cuarto. “Ha sido un muy buen partido, con buen ritmo defensivo, especialmente en el último cuarto. El poco acierto en el tercer cuarto lo hemos pagado”, dijo el preparador aurinegro.

A su juicio las otras claves que justifican la victoria son que “hemos estado muy bien desde la línea de tres y hemos sabido parar a cuatro jugadores de nivel Euroliga que tiene Andorra. También hemos sido capaces de atacar a Shermadini para ponerle con muchas faltas. Hemos tenido mucha personalidad”, sentenció con una sonrisa. Otra cuestión que abordó fue la distinta cara que el Iberostar Tenerife muestra cuando juega fuera, hecho que le ha permitido sumar ayer la quinta victoria fuera de casa. “Lejos de La Laguna jugamos más cómodos y con más solvencia. Ahora debemos creer más en nuestras posibilidades para ganar en casa”, dijo Vidorreta.

El equipo afronta en breve el parón de la Copa “en el mejor momento”, dijo. “Tenemos unos días para trabajar de forma diferente y preparar el siguiente partido”, añadió.

Peñarroya

Mucho más pesimista se mostró Joan Peñarroya, quien se mostró muy disconforme con los dos primeros cuartos de sus jugadores, “Ha sido un partido del que no podemos sacar muchas conclusiones, pues regalamos los primeros 20 minutos, que fueron muy malos. El equipo reaccionó bien, pero el día finalmente no nos acompañó. Nos cogen el rebote ofensivo en un tiro libre y después que te anote una bandeja fácilmente hace que tenga poco más que decir”, dijo agachando la cabeza.

Del Iberostar apuntó que “el rival también juega y estaba con confianza”.

Insistió en los errores de los suyos. “No creo que este equipo le falte mala leche, sino que empezamos mal y no reaccionamos. Esta derrota debe servirnos para reflexionar. Debemos exigirnos más cara al futuro”, apostilló.

El otro partido jugado ayer

El Laboral Kutxa alargó su gran estado de forma y de resultados con una sólida victoria (69-86) ante el Rio Natura Monbus Obradoiro. Los de Perasovic no perdonaron antes de la Copa del Rey.