SOCIEDAD

Adiós a las ‘horas paulinas’

Médicos y enfermeros venían demandando desde hace cuatro años la eliminación de las 'horas paulinas'. / DA
Médicos y enfermeros venían demandando desde hace cuatro años la eliminación de las ‘horas paulinas’. / DA

Puesta en marcha en 2012 en el marco de las medidas de racionalización del gasto, la ampliación de la jornada laboral de 35 a 37,5 horas provocó numerosas críticas, especialmente en el ámbito sanitario. No en vano, el anterior Gobierno regional decidió imponer al personal la obligación de cumplir esas 2,5 horas semanales de más por las tardes y los sábados. Así, las llamadas horas paulinas empezaron a generar un enorme malestar entre los trabajadores, que incluso amenazaron en varias ocasiones con concentraciones y paros si no se permitía flexibilizar ese incremento de la jornada.

Con la llegada de Jesús Morera a la Consejería de Sanidad, una de sus primeras promesas fue precisamente eliminar las citadas horas paulinas, una medida que entró en vigor ayer mismo en la mayor parte de los servicios sanitarios del Archipiélago. En este sentido, el director general de Recursos Humanos del Servicio Canario de la Salud (SCS), Carlos González Segura, confirmó al DIARIO que la medida “permitirá a los trabajadores realizar su jornada entre las 8.00 y las 15.30 horas o las 7.30 y las 15.00 horas, lo que facilitará la conciliación de la vida laboral y la familiar”. De igual modo, González Segura confirmó que el personal podrá seguir trabajando dos tardes a la semana o los sábados si lo prefiere, en función de cada servicio y “siempre y cuando no se resienta la productividad”, como se comprometieron los trabajadores con la Consejería en una mesa sectorial celebrada en diciembre.

El Plan de Urgencias pasa otro examen
La Consejería de Sanidad afronta una semana fundamental para sacar adelante algunas de las “medidas de choque” que anunció Jesús Morera en su toma de posesión. Así, hoy se celebrará una mesa sectorial en la que se debatirán las propuestas para ampliar los horarios de algunos servicios y aligerar con ello las listas de espera. De igual modo, también se abordarán cuestiones como las actuaciones en infraestructuras básicas, como el Hospital del Norte y el del Sur, además de temas como la controvertida prescripción enfermera y la carrera profesional.

Tras la mesa sectorial, los responsables del departamento sanitario presentarán el viernes el borrador del Plan de Urgencias regional al personal sanitario, para que este pueda realizar las aportaciones que considere necesarias. Como ya publicó este periódico, el citado borrador ha seguido diferentes fases. En primer lugar, se llevó a cabo un análisis de la situación, se sacaron una serie de conclusiones y se recogieron unas propuestas. Posteriormente, se presentó a los responsables de los hospitales y de Atención Primaria. Luego, fue presentado a los grupos políticos el pasado 26 de febrero, quedando para los meses de marzo y abril los encuentros con los trabajadores. El objetivo es que el plan esté listo antes del verano, con el fin de que pueda empezar a implementarse a finales de 2016, coincidiendo con la llegada del invierno y del aumento de la demanda asistencial.