TENERIFE

Destinan 65 millones para mejorar 140 puntos del litoral de la Isla

Por Víctor Marrerro
Uno de los puntos costeros de la Isla rehabilitados recientemente fue la Punta de Teno. / F.P.
Uno de los puntos costeros de la Isla rehabilitados recientemente fue la Punta de Teno. / F.P.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, y el consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé, dieron a conocer ayer la segunda edición del programa Tenerife y el Mar, un conjunto de hasta 140 obras que tendrán como objetivo potenciar los valores de la costa para mejorar la oferta turística y local, así como una mejor accesibilidad al mar por parte del usuario.

Bernabé matizó que no se tratará de grandes infraestructuras, sino de “actuaciones de pequeña y mediana intensidad que cualifiquen el litoral y faciliten el acceso al mar, mediante escaleras, senderos u otros elementos”.

El Gobierno insular, que ha presupuestado el plan en 65 millones de euros que se invertirán durante la próxima década, busca repartir el gasto de forma equitativa entre las tres administraciones responsables: Cabildo, ayuntamientos y Gobierno autonómico, dejando la puerta abierta a una intervención por parte del Ejecutivo estatal.

“Si el Estado finalmente interviene se reconfigurará el presupuesto, pero no vamos a esperar por él, aunque se trate de un socio necesario”, precisó Carlos Alonso, quien se compromete a que su institución sufragará el 60% del coste total (39 millones), además de redactar los proyectos y ocuparse del mantenimiento de “alguna obra” durante el presente año, y fijará en 2017 el inicio de los trabajos.

Alonso confía además en que las negociaciones con los 28 ayuntamientos costeros de la Isla se produzcan antes de que culmine el primer semestre del año, y aprovechó para destacar las inversiones que la institución insular ha realizado en el ámbito hidráulico y en vivienda. Por su parte, el consejero insular de Turismo resaltó la complejidad del litoral tinerfeño, con “solo el 4% de arena, y el 96% de acantilado o ámbito rocoso”, lo que provoca que “el 30% de los accesos al mar sean peligrosos”, al mismo tiempo que incidió en la importancia de que el turista tenga “una buena experiencia” y “gaste más”.

La anterior edición del programa, llevado a cabo entre 1992 y 2007, concentró 36 proyectos con un coste total de 20 millones de euros y actuó en lugares como la playa de Las Eras (Fasnia), el Charco del Viento (La Guancha) o las piscinas de Bajamar.

La nueva edición de este plan continúa con la misma filosofía del anterior, es decir, pequeñas actuaciones que potencien los valores de la costa para mejorar la oferta turística y el ocio local.

Las 140 propuestas identificadas hasta ahora en el programa se han dividido en tres grupos: obras de mantenimiento en actuaciones del programa anterior y en aquellos puntos en los que se requiera, proyectos redactados y no ejecutados en la primera edición de Tenerife y el Mar y nuevas propuestas (pendientes de redactar y ejecutar).


Los Tarajales y la playa de Martiánez
Durante la rueda de prensa, el presidente del Cabildo tinerfeño, Carlos Alonso, afirmó que espera también la implicación de la Demarcación de Costas en otros proyectos de envergadura para la Isla como las playas de Martiánez, Valleseco, San Blas o Los Tarajales. Cabe recordar que se trata de proyectos por los que los ciudadanos llevan varios años de espera. Estas actuaciones no van a estar incluidas en el programa Tenerife y el Mar, así como tampoco la mejora en otras playas de mayor dimensión que está impulsando la Institución. Para ello, el Cabildo está a la espera de redactar un proyecto de extracción de arena de los bancos marinos localizados en la costa de El Sauzal y Santiago del Teide, con el fin de que la Administración estatal y los concesionarios de las playas puedan reponer con arena natural.