Féminas

“Mis goles los dedico al cielo”

Paloma Lázaro en acción en el partido que jugó su equipo ante el Atlético de Madrid. / andrés gutiérrez
Paloma Lázaro en acción en el partido que jugó su equipo ante el Atlético de Madrid. / andrés gutiérrez

El Granadilla Egatesa volvió de Madrid con un punto en sus alforjas, tras igualar con el Rayo Vallecano. A priori un resultado que sabe a poco dada la clasificación de ambos pero tal como se desarrolló el partido el punto logrado por las de Toni Ayala tiene un gran valor. La principal protagonista de ese choque fue la jugadora del Granadilla Egatesa Paloma Lázaro, que volvía a su casa después de militar seis temporadas en la disciplina rayista. Además el gol de las tinerfeñas fue logrado precisamente por la jugadora madrileña.

“Sin duda fue un partido especial porque había muchas jugadoras que fueron mis compañeras, también me sentí muy acogida porque había mucha gente de mi familia y amigos. Fue un día que no voy a olvidar, aseguró Lázaro”.

Suele ser común en los jugadores profesionales no celebrar los goles que meten a sus ex equipos. La jugadora madrileña lo celebró como siempre lo hace. “Tuve la fuerte de meter la puntita para empujarla y hacer el 1-1. Después del gol intentamos adelantarnos pero no pudo ser. Fue una sensación agridulce.
Cuando marqué el gol hice la misma celebración de siempre que es dedicar el gol al cielo”.

Paloma Lázaro analizó la actuación de sus antiguas compañeras ante su actual equipo.
“Al principio empezamos dominando el choque, pero ellas empezaron a crear peligro a balón parado, se fueron creciendo y lograron el gol. Eso les hizo pensar que podían ir a por el partido. Nosotras en la segunda parte salimos más enchufadas, con ganas de remontar el partido. Es un equipo que en casa siempre es muy difícil y es un club que siempre ha tenido buenas jugadoras y muy buen equipo”.

Centrándonos en el grupo de Toni Ayala, el mensaje de la delantera madrileña es el mismo que el del club, una vez que se ha logrado virtualmente la permanencia el segundo objetivo es acabar entre los ocho primeros y disputar por primera vez en su historia la Copa de la Reina. “Desde un principio el cuerpo técnico nos dijo de tener los pies en el suelo. Qué el objetivo era la permanencia, pero poco a poco hemos ido sumando puntos y ahora es verdad que nos hemos puesto como segundo objetivo entrar en la Copa de la Reina”.

El Granadilla Egatesa está haciendo historia en su primer año de militancia en la élite del fútbol femenino. En pretemporada muy pocos podían imaginar que a estas alturas el equipo sureño estaría fuera de peligro y con aspiraciones de acabar en la zona noble de la tabla. Para Paloma Lázaro no es tanta sorpresa. “Cuando te vas de casa, dejas familia y amigos para fichar por este club es porque de verdad confías en el proyecto. También han sabido elegir a las jugadoras, gente muy joven pero con experiencia en Primera, y es lo que nos da vida a este equipo”.

A la delantera madrileña se le trajo para hacer goles y formar un tándem con María José en el ataque del Granadilla. Paloma Lázaro analizó su rendimiento. “Siempre se puede mejorar, pero la verdad es que estoy haciendo un buen año, las lesiones, salvo un parón, me están respetando”.

Por último, vivir en Tenerife es un lujo por el clima y por el ritmo más pausado que en la Península. Para la madrileña no iba hacer menos. “La verdad es que me acogieron superbien. Aquí hay una vida mucho más tranquila, hace buen tiempo todo el año, así que, imaginate, estoy como en casa o mejor”.