CASO NÓOS

“No fui un escudo fiscal en Aizoon, de ser así nunca lo hubiera aceptado”

La Infanta Cristina ha negado que el motivo por el que fue nombrada socia en Aizoon junto a su marido, Iñaki Urdangarin, no pasaba por ser un “escudo fiscal” frente a Hacienda y de este modo evitar posibles inspecciones de la Agencia Tributaria. “De ser así, nunca lo hubiera aceptado”, ha remarcado.

De hecho, durante su declaración ante el tribunal que juzga el caso Nóos, la acusada ha aseverado que, en su situación, la entidad estaba sometida a un “mayor control y fiscalización”. Asimismo, ha apuntado que era Urdangarin quien adoptaba las decisiones en Aizoon, “siempre asesorado por su asesor fiscal”.

La declaración de la Infanta Cristina ha concluido este jueves a las 19.20 horas después de que se haya prolongado durante alrededor de una hora y de que únicamente haya contestado a las preguntas que le ha formulado su letrado, Pablo Molins.

Durante su intervención, la Infanta ha explicado que la sociedad Aizoon se constituyó para “canalizar” los ingresos de su marido, Iñaki Urdangarin, y que, además, ella “no tenía firma ni poderes” en esta sociedad, así como tampoco podía acceder al saldo de las cuentas de la sociedad y “nunca” ha conocido los ingresos o gastos de ésta.

La sesión del caso Nóos continuará el próximo 8 de marzo a las 09.15 horas con las pruebas testificales, donde no estarán presentes los imputados, a excepción del exasesor jurídico del Ibatur, Miquel Àngel Bonet.


Manos Limpias lamenta “el interrogatorio a la carta” a la Infanta Cristina
La abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, ha lamentado a la salida de la jornada de este jueves del juicio del caso Nóos el “interrogatorio a la carta” al que se ha sometido a la Infanta Cristina.

Ante los medios de comunicación, Negrete ha censurado que ésta no haya tenido “el valor” de enfrentarse a sus preguntas y solo haya contestado a las formuladas por su abogado, Pablo Molins.