El Parlamento pide una auditoría sobre la gestión de CC en Promotur

Asunción Delgado, diputada de  Podemos de quien partió la iniciativa de solicitar un informe a la Audiencia de Cuentas sobre Promotur entre 2011 y 2015. / SERGIO MÉNDEZ
Asunción Delgado, diputada de Podemos de quien partió la iniciativa de solicitar un informe a la Audiencia de Cuentas sobre Promotur entre 2011 y 2015. / SERGIO MÉNDEZ

El Parlamento autonómico acordó ayer, por unanimidad, solicitar a la Audiencia de Cuentas una auditoría sobre la gestión de la empresa pública Promotur Turismo de Canarias en la pasada legislatura, de 2011 a 2015, gestionada por CC, en un área que dependía directamente de Presidencial de Gobierno, durante la etapa de Paulino Rivero, y con Ricardo Fernández de la Puente como viceconsejero.

El acuerdo se adoptó en comisión parlamentaria a propuesta de la diputada de Podemos Asunción Delgado, que tomó la iniciativa después de que el PP, en una pasada sesión, pidiera a CC y PSOE “discreción” sobre irregularidades detectadas de 2007 a 2011, cuando la popular Rita Martín era máxima responsable de Promotur, amagando con pedir auditar la etapa posterior, “y a lo mejor habría sorpresas”

Delgado recordó que , según el informe de la Audiencia de Cuentas, en las contrataciones de Promotur de 2007 a 2011, “sucedió de todo: concursos para favorecer a empresas o profesionales, adjudicaciones sin tener en cuenta la prevención legal, viajes excesivamente caros y sin justificar, contratos indecentes…” y un caso de posible responsabilidad contable que dirimirá el Tribunal de Cuentas del Estado.

Por ello, defendió pedir un informe sobre el periodo posterior, “dado que el PP, ante tales lindezas, tras su grave amenaza velada, no se ha atrevido a solicitarlo”. La diputada de Podemos apuntó que “hubo un periodo muy raro de inactividad en Promotur al principio todo el año 2012”.

Se refirió además a los “los 1,8 millones que costó la campaña promocional Vuelve a brillar en 2013, que fue germen de una plataforma de afectados llamada Vuelve a estafar, por un presunto fraude en un sorteo de viajes a las islas, con irregularidades como retrasar la fecha de publicación de los ganadores y hacerla coincidir con final del plazo para reclamar premio”.

Delgado criticó también el caso de “puertas giratorias”, que tras dejar el cargo, protagonizó Fernández de la Puente, “ahora consejero corporativo de la división hotelera de Gowaii para abrir mercados en Canarias”, cuando, en la época que se auditará, “impulsó como viceconsejero el decreto de turismo vacacional de modo que no fastidiara a los hoteleros, e impulso el decreto contra la residencialización de zonas turisticas, para echar a sus inquilinos y beneficiar a los fondos de inversión que quieren hacer hoteles”.

Desde CC-PNC, José Miguel Ruano, alegó que si es por la exposición de Podemos, “con una distorsión constante de la realidad”, su grupo votaría en contra, peroconsideró “pertinente” la auditoría “porque no hay nada que ocultar”.

En la misma línea, el PP votó a favor, pero su portavoz, Jorge Rodríguez, advirtió de que no suscribía “ni una sola de las letras de las palabras de Podemos, porque están fuera de lugar”. El diputado popular dio por hecho que el Tribunal de Cuentas archivará el supuesto caso de responsabilidad contable en el fraccionamiento de contratos a un mismo adjudicatario en la etapa del PP en Promotur.

El parlamentario socialista Héctor Gómez también dio su apoyo a hacer un “análisis exhaustivo y minucioso” de la gestión de esta empresa pública, pero sin caer en una visión “negativa” y “sin cejar en la estrategia de promoción” de Canarias, que, a su juicio, ha tenido acciones exitosas “que nos mantienen como destino líder” en Europa.

“Las cuentas de Promotur son transparentes y están auditadas”, subraya la gerente

Ricardo Fernández de la Puente, cuando era viceconsejero de Turismo, junto a María Méndez, gerente de Promotur, en una imagen del pasado mandato. / DA
Ricardo Fernández de la Puente, cuando era viceconsejero de Turismo, junto a María Méndez, gerente de Promotur, en una imagen del pasado mandato. / DA

La gerente de Promotur, María Méndez, aseguró ayer que las cuentas de esta empresa pública ya están “fiscalizadas y sometidas a muchas auditorías” externas y de Intervención, pues le es obligado someterse “a todos los controles y a la Audiencia de Cuentas”.

“Las empresas públicas tenemos además un plan de viabilidad plurianual y, por lo tanto, ese concepto pasa otra auditoría y la cumplimos al cien por cien”, subrayó, preguntada por la decisión parlamentaria de auditar el periodo 2011-2015.

La gerente añadió que Promotur también supera los controles “rigurosos” de la UE, ya que “el 85 % de la actividad de la empresa está financiada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder)”.

En su opinión, esta empresa tiene una transparencia “total”, dijo en declaraciones recogidas por Efe. “En la última legislatura, y ahora con más fuerza, ha habido un esfuerzo de clarificación; tenemos un plan estratégico promocional bienal, una estrategia por mercados y segmentos ; y la transparencia no solo la aplaudimos, sino que la practicamos”, enfatizó.

Por su parte, el viceconsejero de Turismo, Cristóbal de la Rosa (CC), prefirió no valorar la propuesta del Parlamento porque “el poder legislativo es autónomo”.