sesión de investidura

Patxi López pone fin a los turnos “por alusiones” y retira la palabra a Hernando (PP) y Domènech

El presidente del Congreso, Patxi López, ha puesto freno a las intervenciones de los diputados “por alusiones” durante el pleno de investidura -tras haber sido generoso en las primeras horas del debate- y ha retirado la palabra a los portavoces de En Comú Podem, Xavier Domènech, y el PP, Rafael Hernando, a quien le ha llegado a apagar el micrófono.

López ha recordado a sus señorías de que el artículo 71 del reglamento del Congreso sólo permite intervenir a los aludidos cuando sean objeto de “juicios de valor” o “falsedades” por parte del orador, y ha advertido de que sería estricto.

“Hasta aquí hemos llegado con las alusiones”, ha dicho López cuando Domènech ha pretendido responder al candidato, el socialista Pedro Sánchez, por decirle que no tenía en cuenta la tradición socialista. “Eso es una valoración política”, ha avisado el presidente de la Cámara.

Claro que esa ya era la segunda vez que López dirigía esa advertencia a los diputados, después de haber permitido intervenciones, al margen del debate, a tres miembros del Gobierno en funciones: el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo; el de Interior, Jorge Fernández Díaz, y el presidente, Mariano Rajoy.

La paciencia se le ha acabado a López con el portavoz parlamentario ‘popular’, Rafael Hernando, que ha pedido la palabra “por alusiones” después de que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, le mencionara en la tribuna.

HERNANDO, ALUDIDO JUNTO A LOS “LINGOTES DE ORO”
Rivera estaba afeando al PP las sospechas de blanqueo de dinero con lingotes de oro en Valencia y, ante las quejas del PP, ha añadido: “Señor Hernando, sabe de qué hablo”. Al acabar su intervención éste ha pedido la palabra para responder a esa “alusión directa” y, ante las dudas de López, ha añadido: “Usted quizás no lo ha podido escuchar porque estaba en otras cosas, puede repasar el Diario de Sesiones”.

El ‘popular’ le ha respondido a Rivera que él no conoce “absolutamente nada” de ese asunto y se ha preguntado si acaso el líder de Ciudadanos sí lo conocía.

Y acto seguido ha pasado a defender que el Gobierno de Mariano Rajoy ha adoptado 70 medidas para combatir la corrupción y ha mencionado a Andalucía, previsiblemente para reprochar a los socialistas los casos de corrupción que afectan a miembros del PSOE en esa comunidad, pero en ese momento López le ha cortado el micrófono.

El siguiente en pedir la palabra ha sido Domènech, pero el presidente de la Cámara ya no se lo ha permitido alegando que no se puede “pervertir el debate de investidura” utilizando los turnos de alusiones para “jugar a debates cruzados entre diferentes portavoces y grupos políticos”.