Tribunales

Piden 10 años de cárcel a un varón por intentar quemar viva a su expareja en Santa Cruz

La Fiscalía ha solicitado una pena de diez años y nueve meses de prisión para un varón al que se le acusa de los delitos de asesinato en grado de tentativa, incendio con riesgo para la vida y quebrantamiento de condena, tal y como recoge el escrito provisional de acusación que obra en poder de este periódico. Aunque la celebración del juicio estaba prevista para ayer, la ausencia de un testigo provocó la suspensión del mismo, pospuesto sine die.

En concreto, al acusado, que ha sido identificado por las iniciales J. G. R. V, se le acusa de prender fuego a la caseta donde se encontraba su expareja sentimental con el ánimo de arrebatarle la vida, objetivo frustrado por la ayuda que recibió la mujer por parte de un vecino, en hechos que tuvieron lugar a primera hora de la mañana del 29 de enero del año pasado.

Ayer se suspendió la celebración del juicio por la ausencia de un testigo

En el escrito se detalla que la mujer moraba en una caseta situada junto al santacrucero polideportivo que lleva el nombre de Pancho Camurria, y que el autor del crimen, cometido poco antes de las ocho de la mañana, “arrojó al interior de la caseta un líquido inflamable que produjo un incendio en la misma, donde dormía la víctima, quien se despertó al romperse el televisor”.

La Fiscalía explica que la mujer asegura haber reconocido en el autor de la agresión a su expareja, “que además había sido condenado el día anterior por amenazarla de muerte”. Reseñar que la víctima sufrió policontusiones en rodilla, cadera, muñeca y ambas manos a cuenta del incendio relatado.

Por todo ello y contemplando un concurso ideal (solo se pena con el más grave de los delitos) entre la tentativa de asesinato y el incendio con riesgo para la vida, el Ministerio Público pide diez años de prisión, y otros nueve meses por el quebrantamiento de condena, así como una indemnización de 300 euros.