Como un catastro paralelo

Ya son tres los detenidos por una supuesta confabulación para inscribir ilícitamente bienes en la oficina tinerfeña y al menos 15 los imputados por beneficiarse