X
SUCESOS >

Un centenar de muertos tras incendiarse el petróleo derramado de un oleoducto en Kenia

   

AGENCIAS | Nairobi

Un centenar de personas podrían haber muerto quemadas después de incendiarse el petróleo que se había derramado de un oleoducto y en el momento en que intentaban recogerlo, según informaron la Policía y los de medios de Kenia. Las autoridades kenianas han recuperado los cadáveres de al menos 82 personas y siguen buscando nuevas víctimas del incendio que se registró en una barriada de Nairobi después de que un gran número de personas tratase de hacerse con el petróleo.

Las labores de rescate se retomaron en la mañana del martes después de haberse suspendido el lunes con la caída del sol. Los equipos de rescate hayan recuperado varios cuerpos de un riachuelo cercano al lugar del accidente, y no se descarta que se encontraran más cuerpos a lo largo del día, por lo que la cifra de muertos podría continuar ascendiendo.

La edición digital del diario local Daily Nation situó hoy la cifra de muertos en 92, aunque no precisó sus fuentes.

El accidente ocurrió el lunes alrededor de las 09.00 hora local (06.00 GMT) y dejó más de un centenar de heridos, que fueron trasladados a los hospitales de la capital keniana con quemaduras de diversa consideración.

Según el diputado Johnson Muthama, presente este lunes en el lugar del suceso, la explosión se produjo cuando varias personas de la favela de Sinaí (en el sureste de Nairobi) detectaron una fuga en el oleoducto y se apresuraron a recoger combustible, aunque admitió no conocer el origen del fuego que carbonizó la zona.

El oleoducto accidentado, propiedad de la compañía estatal Kenya Pipeline, transportaba combustible desde la ciudad portuaria keniana de Mombasa hasta Eldoret, localidad del centrooeste, pasando por la capital, Nairobi.

Este tipo de incidentes no es nuevo en el país, ya que en enero 2009 alrededor de 120 personas murieron mientras trataban de hacerse con parte del crudo vertido por un camión cisterna que sufrió un accidente cerca de la localidad de Molo, en el valle del Rift.