iglesia católica >

Rouco: “No es el estado quien sostiene a la Iglesia, son los contribuyentes”


EFE
| Madrid

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el cardenal Antonio María Rouco, ha recordado hoy que “no es el Estado quien sostiene a la Iglesia, son los contribuyentes” quienes “libre y voluntariamente” lo hacen con sus donativos y marcando la casilla de la Iglesia en su declaración de la renta.

El cardenal y arzobispo de Madrid ha hecho esta afirmación en una carta sobre la importancia de colaborar con la Iglesia y la labor social que realiza publicada en un suplemento informativo de la CEE sobre la campaña “Por tantos” para animar a los contribuyentes a dedicar el 0,7 por ciento de sus impuestos al sostenimiento de la Iglesia católica.

En su carta, Rouco asegura que “algunas voces minoritarias intentan crear confusión en este aspecto y hablan, sin fundamento, de privilegios de la Iglesia y del destino de los fondos que se recaudan” y recuerda que la organización publica todos los años y “con la máxima transparencia” una memoria justificativa de sus actividades.

El cardenal subraya asimismo la importante labor social y de acompañamiento de los más desfavorecidos y los que sufren que realiza la Iglesia y los miles de voluntarios que hacen posible esa labor.

Así, Rouco concluye agradeciendo su apoyo a “todos los que colaboran con esta ingente labor” y a quienes -“sean creyentes o no”- marcan con la X la casilla de la Iglesia.

El suplemento informativo, que hoy se adjunta con algunos de los principales periódicos, subraya también que el presupuesto anual de la Iglesia procede, en un 25 por ciento, de la X que marcan algo más de 200.000 personas en su declaración de la renta, y de las aportaciones directas de los fieles a través de colectas, donaciones y legados el otro 75 por ciento.

También incluye un reportaje sobre la organización asistencial de la Iglesia en España: Cáritas, una organización que ha pasado de ayudar a 370.000 personas en 2007, a más de 950.000 en 2010.

Al igual que el resto de la Iglesia, Cáritas se financia en dos terceras partes con las aportaciones de donantes particulares y en un tercio con subvenciones públicas y fondos de asignación tributaria, precisa el informe.