arona >

La ordenanza de espacios públicos puede estar operativa a final de año

El Ayuntamiento regulará los espacios públicos. / DA

JOSÉ L. CONDE | Arona

“A finales de año podría estar operativa la nueva ordenanza de ocupación de espacios y dominio públicos en el municipio de Arona”, según ha manifestado a este periódico el concejal de Urbanismo, Carmelo García. Esta es una de las tareas principales que se marcó el alcalde, José Alberto González Reverón, y el actual equipo de gobierno en el presente mandato.

Carmelo García señala a este periódico que desde que asumió este concejalía entendió como tarea prioritaria la adaptación de la normativa municipal reguladora de la ocupación de los espacios públicos.

En este sentido, cabe señalar la enorme importancia que supone para el turismo una regulación adecuada de la ocupación de los espacios públicos, de tal manera que se proyecte una imagen dinámica y acogedora que servirá de referencia.

Por otro lado, Carmelo García afirma que hay “una necesidad, expresada por los vecinos y visitantes del municipio, de conciliar, de la manera más adecuada posible el desarrollo de las actividades de hostelería, restauración, comercios, etcétera, con el derecho al disfrute de estos espacios públicos para toda la ciudadanía”.

Otra razón que mueve la promulgación de esta nueva ordenanza es adaptarla a criterios modernos y razonables atendiendo las exigencias de seguridad y de orden público, afirma el edil de Urbanismo.

Ordenanza antigua

Actualmente el municipio de Arona cuenta con reglamento, que data del año 2003, y que supuso en esos años un auténtico logro ya que era la primera que se dictaba y que cumplió con su objetivos.

El concejal de Urbanismo señala que los propios técnicos municipales, “con buen criterio”, ya habían advertido de que la ordenanza se estaba quedando obsoleta con el transcurso del tiempo. La razón, según señala García, es que no contemplaba nuevas fórmulas de ocupación, referidas a la propia evolución tecnológica, ni tampoco recogía la evolución legislativa, especialmente en lo referido, a la Ley de Actividades Clasificadas y de Espacios Públicos. Asimismo hay un batería de normas que requieren necesariamente una revisión en profundidad.

La nueva ordenanza pretende incidir, fundamentalmente, en la mejora de la imagen de las terrazas, actuando sobre los elementos estéticos y armonizando el diseño y la calidad de las instalaciones.

Tranquilidad vecinal

La corporación local, con esta nueva ordenanza, regulará también los ruidos y otros elementos que perturben la tranquilidad de los vecinos del municipio, fijando los horarios para el desarrollo de estas actividades.

Tanto el alcalde José Alberto González como el concejal de Urbanismo han incidido en que a finales de este años esté operativa la nueva ordenanza. El grupo de gobierno, una vez elaborado este documento, consultará con los agentes sociales y con el resto de las formaciones políticas para buscar el mayor consenso entre la población.

En este sentido, el concejal delegado de Urbanismo manifiesta su voluntad de encontrar sugerencia e ideas que contribuyan a mejorar este texto inicial, dada la importancia que tienen los espacios públicos en la mejora de la imagen general del municipio.