Ran, All4One, Swanderfull, Power Plate, Alegre, Margherite y Mapfre, vencedores de la Copa del Rey

EUROPA PRESS | Madrid

El ‘Ran’ en IRC 0, ‘Audi All4One’ en IRC 1, ‘Alegre’ en Soto 40, ‘Swanderfull’ en RI 1, ‘Power Plate’ en RI 2, ‘Margherite – Jsteam’ en X-35 y ‘Mapfre’ en J-80 inscribieron desde este sábado sus nombres en la historia de la regata más importante del Mediterráneo tras llevarse la victoria en la 31º edición de la Copa del Rey.

Cinco barcos extranjeros y dos españoles, dos patrones que saborean de nuevo la gloria y otros cinco que la prueban por primera vez. Pero por encima cualquier consideración, una jornada espectacular de vela con la que homenajear a Marcial Sánchez Barcáiztegui, recordado con diversos actos, presididos por S.A.R. El Príncipe de Asturias.

Ni siquiera un pequeño incidente en una salida como es engancharse la boya y llevársela por delante impidió que el ‘Ran’ repitiera su triunfo de 2010. La clase IRC 0 fue todo un espectáculo gracias a los mini maxis, que surcaron la bahía aprovechando las inmejorables condiciones de viento y mar. Con todo casi decidido, las victorias parciales fueron para ‘Jethou’ y ‘Stig’, que es tercero en la general. Completa los puestos de privilegio el ‘Shockwave’, segundo.

Toda la emoción de esta última jornada de regatas se condensó en la clase IRC 1, donde ‘Audi All4One’ y ‘Audi Azzurra’ debían dirimir su empate a puntos. Jochen Schuemann y Guillermo Parada convirtieron las dos regatas en un match race particular, un duelo a cara de perro que en la primera prueba tuvo acento italiano, abriendo una ligera brecha de dos puntos que decantaba el título hacia su lado.

Pero todo dio un vuelco en la siguiente y decisiva prueba. ‘All4One’ se desmarcó de ‘Audi Azzurra’ y buscó la izquierda del campo de regatas, cruzando la popa de toda la flota. En meta, tres minutos de diferencia y dos barcos entre medias. Triunfo ‘in extremis’ para el tricampeón olímpico alemán, el primero que consiguió en Palma, y también el primero para Jordi Calafat, táctico de ‘All4One’.

Líder desde el primer día entre los RI 1, el Swan 45 ‘Swanderfull” de José Caldeira hizo buenas las quinielas que lo situaban como favorito. Es la primera tripulación portuguesa que gana la Copa del Rey. Con sólo una victoria parcial, pero una enorme regularidad, la tripulación lusa, que ha contado con el vueltamundista “Chuny” Bermúdez como táctico, se ha llevado un trabajado título.

Dominio de ‘Power Plate’

Por su parte, y también casi desde el principio, se vio que el dominio del catalán ‘Power Plate’ entre los RI 2 tenía poca contestación. Hoy sumó dos triunfos parciales más, con los que suma cinco en toda la competición, a los que suma otros cinco segundos y un tercero. Una gran marca para el barco que arma Santi Monjo y pilota Gustavo Martínez Doreste.

No fue este un sábado propicio para el ‘Movistar’ de Pedro Campos, que perdía su segundo puesto en beneficio del italiamo ‘Volmer’. Dos segundos del transalpino Fabio Dominici echaban por tierra las aspiraciones del veterano patrón gallego, que se habrá de conformar con la tercera posición. A su estela, el ‘Tanit IV’ de Nacho Campos, que además se llevaba para Alicante el trofeo al mejor barco corinthian de esta clase.

Además, la clase Soto 40 fue un completo carrusel, animada por la lucha entre ‘Alegre’ e ‘Iberdrola’ por el triunfo final, pero también por la pugna entre ‘Noticia’ y ‘Bigamist’ por la tercera plaza,q ue cayó del lado luso.

Por su parte, ‘Iberdrola’ vivía un vía crucis en la primera ceñida y montaba barlovento último. Parecían desvanecerse sus opciones, pero los siguientes dos tramos se alteraban las posiciones y conseguía remontar hasta ser tercero en meta. ‘Alegre’ fue cuarto, garantizándose el título de ganador. La plata se quedó para el equipo español que arma Agustín Zulueta, que de paso se sitúa al frente del circuito europeo de la clase.

En la clase J-80, la regata vino marcada por la baja en el último minuto del ‘Nextel’ de Ignacio Camino. Un pantocazo durante las maniobras previas a la salida le provocaron una rotura de palo y forzaron su abandono. “Mapfre” eliminaba así a su más directo rival, y el ‘Nilfisk’ se garantizaba la plata. Tampoco se movió el guión preestablecido en los X-35, donde el ‘Margherita – Jsteam’ se llevó la victoria.