cd tenerife > la actualidad

Radiografía de un filial

QUIQUE ESTEBARANZ ATLETICO DE MADRID
Quique Estebaranz, director de formación del Atlético de Madrid. / DA

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

Quique Estebaranz (Madrid, 1965) conoce perfectamente al rival del CD Tenerife de este domingo. Formado en la cantera del Atlético de Madrid, dio el salto de juveniles al filial colchonero, donde permaneció cuatro temporadas. Al no encontrar sitio en el primer equipo, fue traspasado al Racing de Santander, de Segunda División, donde ganó el Trofeo Pichichi al ser el máximo goleador de la categoría con 23 goles. Luego fichó por el CD Tenerife, recién ascendido a Primera División, donde vivió sus mejores años como profesional, coincidiendo con la edad dorada del club, de la mano de Jorge Valdano. En la actualidad es el responsable de formación de la entidad rojiblanca, donde supervisa el presente y futuro de más de 1.200 niños, repartidos en 75 equipos de base, que aspiran hoy en día a ser los Fernando Torres del futuro.

Reconoce abiertamente que “se enfrentan los dos clubes de mis amores”, en referencia al equipo “que me parió”, el caso del Atlético, y el que le dio sus “mejores años en el fútbol profesional”, el Tenerife de comienzos de los noventa.

Será por el hecho de haberlo vivido y por ser “cocinero antes que fraile” por lo que es consciente de lo “difícil que lo tienen los filiales para llegar a Primera”. Para Estebaranz “los jugadores de un filial no deben llamar a la puerta del primer equipo, tienen que aporrearla”, declaró ayer en los micrófonos de Teide Radio. En esa línea, argumentó que a esas edades no deben pensar que por “tener representante o una familia pudiente” van a poder llegar. Incluso en el caso de los “enchufados”, que irán escalando pero luego “van a quedar retratados”.

El At. de Madrid B, entrenado por el exinternacional rojiblanco Alfredo Santaelena, es para Quique “un equipo muy hecho, a pesar de la juventud” que hay en sus filas. Formado por “jugadores con proyección”, que además hacen un “fútbol colectivo bastante majo”, señaló Estebaranz, que no quiso personalizar en nombres concretos, pero con “algunas individualidades muy llamativas”, en alguno de sus integrantes. El hecho de jugar en un escenario como el estadio Heliodoro Rodríguez López, a juicio de Quique, “un desafío” para este tipo de jugadores. El ver como se enfrentan “la veteranía con gran calidad del Tenerife”, contra “los proyectos de grandes futbolistas” del Atlético de Madrid B. Para empezar a ser jugadores de elite, Tenerife es “una plaza importante”, donde significa más un triunfo que en otros campos de la categoría. En este tipo de partidos los filiales “siguen creciendo”, a pesar de que todos los actuales integrantes de la joven plantilla colchonera “no hayan conocido al mejor Tenerife”, ya que ahora mismo la Segunda B es la realidad de este club.

En el caso de un jugador que esté sobre los 20 años de edad (edad media de un filial), la progresión que pueden llegar a tener “puede ser intuitiva”, señala Estebaranz, “en ningún caso adivinable”. Aunque existan ejemplos como el del centrocampista Óliver Torres, jugador del Atlético de Madrid B y la actual perla de la escuadra atlética, algo que reconoce Quique Estebaranz: “Le he visto entrenar con los mayores y no desentona para nada”, siendo ahora mismo el “principal proyecto de la cantera rojiblanca”. Pero para el exblanquiazul “el halago debilita”, y lo que hay que hacer es dejar a los chicos tranquilos y “cuanto menos ruido a su alrededor, mejor”. Hay muchos casos de futbolistas con proyección que “oyen a diario lo buenos que son”, y eso a la larga les hace acomodarse, “acaban bajando la guardia”, opina un Quique Estebaranz que transmite esa filosofía a los niños que tutela desde la base de un club, que, como tantos otros, se afana por formar a esas edades, no solo jugadores de fútbol, sino buenas personas en los vestuarios del mañana.

ÓLIVER TORRES ATLÉTICO DE MADRID
Óliver Torres es la nueva esperanza de la hinchada colchonera. | ATLÉTICO DE MADRID

[apunte]

Óliver Torres, la nueva perla colchonera

El otro Torres. En Óliver Torres muchos ven a otro jugador que puede ser en breve referente para los atléticos. Con sólo 17 años ya ha sido internacional con las selecciones nacionales sub-16, sub-18 y sub-19. Campeón de Europa sub 19 hace meses, participó en un nuevo éxito del fútbol español. El 19 de agosto debutó en Primera División en el partido ante el Levante. Su representante ya ha rechazado ofertas de la Premier League inglesa y su futuro se empieza a relacionar con los mejores clubes del continente.

[/apunte]