SOCIEDAD >

El robo de niños no prescribe

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

SOR MARIA - CASO NIÑOS ROBADOS
El caso reabierto afecta a Sor María, ya imputada en otro juzgado. / EFE

Los magistrados de las Audiencias provinciales de Madrid y Barcelona han coincidido en breve espacio de tiempo en considerar que los casos de niños robados, una trama que se extiende en España desde los años 40 hasta los 90, encajan en el tipo penal de las detenciones ilegales, un delito con carácter permanente cuya comisión no finaliza hasta que se libera a la víctima (artículo 132 Código Penal).

Aunque en nuestro ordenamiento jurídico sólo el Tribunal Supremo dicta jurisprudencia, que ambas audiencias territoriales rechacen la prescripción en estos casos supone un evidente varapalo jurídico para aquellas fiscalías que han archivado sistemáticamente todas las denuncias relacionadas con hechos anteriores a 1979. Sin duda, los recursos contra tales archivos tienen ahora más visos de prosperar.

La Audiencia Provincial de Madrid ha reabierto -tal y como informa Efe- un caso de niños robados que había archivado el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid y ha ordenado a éste que retome la causa por los delitos de detención ilegal, suposición de parto y alteración de paternidad en los que podría estar implicada sor María, la conocida monja imputada por otro caso.

Del año 1978

Más allá del asunto en concreto, que data de 1978, lo interesante es la fundamentación jurídica del tribunal madrileño. Así, los magistrados entienden que la sustracción de un menor o la privación de éste de relacionarse con su familia biológica constituyen un delito de detención ilegal, que es “un delito de carácter permanente”, por lo que no ha prescrito.

Además, la Audiencia considera que los delitos de falsedad, suposición de parto y alteración de paternidad son instrumentales del delito de detención ilegal y, por tanto, el tribunal entiende que si el delito de mayor gravedad, en este caso la detención ilegal, no ha prescrito, tampoco sucede con los delitos conexos.

El auto catalán

En el caso catalán también la Audiencia ordena que se siga investigando un caso archivado por un juzgado de instrucción al entender que “no puede excluirse que los hechos pudieran incardinarse en el tipo legal de detención ilegal en tanto que dichos preceptos no hacen distinción por razón de la edad del sujeto pasivo.

Dado el carácter permanente de dicho delito en tanto que sus efectos se mantienen hasta la liberación de la víctima -continúa el documento judicial, a cuyo contenido ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS-, no cabe admitir la prescripción del hecho como causa de extinción de la responsabilidad penal”.

Esta argumentación coincide en lo fundamental con la expuesta por la Audiencia madrileña, lo que en la práctica avala las voces discrepantes contra decisiones de instructores y fiscales que entienden que el plazo de prescripción arranca con el robo del niño o, en su defecto, desde que éste alcanza la misma mayoría de edad.

Trama

Los casos de niños robados, que han salido a la luz desde hace unos años, es uno de los mayores escándalos de corte criminal conocidos en España al tener lugar los hechos prácticamente por todo el país y durante unas cinco décadas.

Ya se han denunciado más de mil casos, de los que cerca de un centenar son canarios.

[apunte]

Alegría y avance

Indisimulada satisfacción mostraba en la tarde de ayer la especialista tinerfeña Natalia Domínguez al ser requerida su opinión sobre la decisión de la Audiencia provincial de Madrid acerca del carácter permanente de este tipo de delitos al encajarlos como detenciones ilegales. La abogada en cuestión, que tramita más de una veintena de denuncias por estos hechos en las Islas, afirmó que tal decisión judicial supone “una alegría y un avance. Tanto este auto como el anterior de la Audiencia de Barcelona van despejando dudas y, sin duda, son fruto de la lucha de muchos afectados”, añadió Natalia Domínguez.

[/apunte]