seguridad social >

El Gobierno no compensará a los pensionistas por la desviación de la inflación

AGENCIAS | Madrid

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado este viernes que el Ejecutivo no podrá asumir en 2013 una actualización de las pensiones del 1,9%, porcentaje correspondiente a la desviación de precios de este año,
.

Con esta decisión de no revalorizar las pensiones contributivas con la desviación del IPC EN 2012, el Gobierno de Mariano Rajoy vuelve a incumplir una de sus promesas electorales, para no tener que desembolsar una cantidad que rondaría los 3.800 millones de euros.

No obstante, la vicepresidenta ha anunciado que a los pensionistas que cobren menos de 1.000 euros mensuales se les aumentará la prestación un 2 % a partir de enero de 2013, frente al 1 % que subirán las pensiones del resto, de acuerdo con lo establecido en los Presupuestos Generales del Estado del año que viene.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha explicado que esta medida beneficiará a 6,6 millones de pensionistas, que suponen el 70 % del total, y ha cifrado su coste en 1.513 millones de euros.

La ministra ha explicado que este año se ha suspendido la actualización de las pensiones por una cuestión de «excepcionalidad» motivada por la gravedad de la crisis económica.

Situación que también ha obligado al Ejecutivo a cambiar «temporalmente» (hasta 2015) la ley que regula el fondo de reserva de la Seguridad Social (la «hucha de las pensiones») y así poder disponer de 4.000 millones de euros este año para abonar las pagas ordinaria y extraordinaria de diciembre, que suponen un gasto de 15.000 millones de euros.

Hasta ahora, la ley sólo permitía utilizar un máximo del 3 % de la denominada «hucha de las pensiones» cada año, porcentaje que ya se ha utilizado en 2012 después de que el pasado 27 de septiembre el Gobierno autorizara -por primera vez desde que se creó el fondo- el uso de 3.063 millones.

Báñez ha dicho que ha sido «una decisión muy difícil» no actualizar la subida de las pensiones en 2012 conforme a la inflación y ha dicho ser consciente del esfuerzo que se pide a los jubilados, pero ha puesto por delante el objetivo de reducción el déficit público «pero nos jugamos salir de la crisis».

SORAYA SAENZ DE SANTAMARIA Y FATIMA BANEZ
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Bañez. | E.P.

Dicha actualización habría tenido un coste para el Estado de 3.800 millones, unos números que no cuadran con la situación de crisis del país y el proceso de consolidación fiscal en el que está inmerso el Ejecutivo.

La ministra ha asegurado que con esta decisión se contribuye a garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones a futuro.

Báñez ha reconocido que los pensionistas son la «columna vertebral» de muchas familias en estos momentos de crisis, pero ha insistido en que «la prioridad del país» es cumplir con el compromiso de déficit para salir de la crisis y poder volver a crecer y crear empleo.

Además, ha recordado que las pensiones constituyen la única partida presupuestaria que sube en 2013, junto con los intereses asociados a la deuda pública.

[apunte]

EL GOBIERNO UTILIZARÁ 4.000 MILLONES DEL FONDO DE RESERVA PARA LA EXTRA A PENSIONISTAS

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado hoy que el Ejecutivo modificará las condiciones y objeto del fondo de reserva par poder disponer de 4.000 millones de euros hasta final de año y abonar las pagas de diciembre de los pensionistas que incluyen la extra de navidad.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha dicho que el Gobierno ha tomado esta determinación para hacer frente a las necesidades generadas por la situación económica actual.

Hasta ahora, la ley sólo permitía disponer de un máximo del 3 % de la denominada «hucha de las pensiones» cada año, porcentaje que ya se ha utilizado en 2012, después de que el pasado 27 de septiembre el Gobierno autorizara -por primera vez desde que se creó el fondo- el uso de 3.063 millones.

En la rueda de prensa también ha intervenido la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, quien se ha referido a la «grave» crisis económica en cinco años, que ha supuestos una pérdida de casi tres millones de cotizantes.

Bañéz ha recordado que la Seguridad Social tuvo déficit el año pasado, una situación «heredada» que ha empeorado y que se ve agravada en diciembre cuando hay que pagar dos mensualidades, la paga ordinaria y la extraordinaria, que supone un gasto de 15.000 millones de euros.

La ministra ha subrayado que lo que recoge el real decreto aprobado hoy es un cambio normativo que «levanta» temporalmente, hasta 2015, la limitación del 3 % anual que establece la ley que regula el fondo de reserva, para atender las tensiones de liquidez.

Además, ha recalcado que se utilizará sólo para financiar el pago de las pensiones contributivas como establece la ley.

Báñez ha destacado el importante esfuerzo que está haciendo la Seguridad Social por el mantenimiento del empleo y las cotizaciones.

En este sentido ha señalado que hay más de 2.200 millones de aplazamientos de cotizaciones a la Seguridad Social de las empresas y las administraciones públicas, lo que supone una «mayor tensión de liquidez» para el sistema, pero que así se mantienen las empresas y los cotizantes.

Pese a ello, la ministra ha transmitido un mensaje para los pensionistas, y ha asegurado que el fondo de reserva está para garantizar el pago de las pensiones «de hoy y de mañana».

[/apunte]

EL GOBIERNO NO REVALORIZARÁ PENSIONES CON EL IPC PARA NO PAGAR 3.800 MILLONES

El Gobierno ha decidido no revalorizar las pensiones contributivas con la desviación del IPC en 2012, el 2,9 % según el dato adelantado de noviembre, para no tener que desembolsar una cantidad que rondaría los 3.800 millones de euros.

No obstante, el Ejecutivo se ha comprometido a subirlas en 2013 un 2 % a los pensionistas que perciban menos de 1.000 euros y un 1 % al resto, según lo ha avanzado hoy la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La subida del 2 % beneficiará a 6,6 millones de pensionistas, que suponen el 70 % del total, y supone un coste de 1.513 millones de euros.