X
PUERTO DE LA CRUZ >

Interés de ocho centros educativos en introducir el cultivo del bambú

   

Cultivo bambú

Extensa selva de bambú localizada en un terreno particular de Icod de los Vinos. / DA

LUIS F. FEBLES | Puerto de la Cruz

El bambú, una gramínea que ha sido durante miles de años patrimonio de países asiáticos y elemento distintivo de la cultura oriental, empieza a hacerse un hueco en Tenerife. Incluso, existen centros educativos en el Norte, como el IES Cruz Santa, en el que los alumnos llevan cerca de nueve años plantando semillas y obteniendo productos para la realización de artesanía.

El artífice de este proyecto educativo, Santiago Flores, ha decidido junto a un grupo de compañeros hacer extensible esta idea a los diferentes centros de Secundaria de la Isla.

Así, se están dando los pasos para la creación de la Red Canaria de Centros de Bambú, un ambicioso plan que ya cuenta con el interés real de ocho institutos del territorio insular para plantar, repoblar y utilizar las propiedades artesanales y constructivas de las selvas de bambú.

El 16 de enero un elevado número de colegios mantendrá una reunión para conocer las posibilidades de la caña y su integración en el sistema educativo dado el éxito conseguido en el IES Cruz Santa. Los cursos son totalmente gratuitos porque la única intención es la expansión de este cultivo: entregar semillas y que los alumnos las trabajen a medio y largo plazo.

“Atiendo este pequeño ecosistema de una forma sencilla y sin muchas complicaciones. La gente desconoce su riqueza material y aunque soy de los pocos que lo trabajan, deberían animarse y conocer el mundo del bambú, fácilmente cultivable en nuestra Isla”, indica el profesor afincado en la Ciudad del Drago.

Los alumnos conocerán las posibilidades constructivas de la planta oriental

En relación con la conservación y desarrollo del bambú, la rica filosofía oriental aconseja siempre cultivar dos buenos hábitos en la vida: la persistencia y la paciencia. Incluso, han sido muchos los arquitectos e ingenieros que se han puesto en contacto con Santiago Flores para crear nuevos bosques y utilizar las cañas desde el punto de vista constructivo.

“Conozco a profesionales que se gastan mucho dinero importándolo, y ahora, han cambiado esa perspectiva para tener el género en casa; está claro que empieza a haber demanda para la edificación de viviendas con el preciado material”, sostiene en declaraciones a este periódico.

El norte de la Isla encabeza la promoción de un producto al que muchos le auguran un éxito muy cercano. El bambú es el árbol de mayor crecimiento de todo el planeta, quizás la criatura viva que más rápidamente crece, tanto así que en Japón, se usa aún hoy en día como materia prima y se le da una importancia mayor que al cemento, acero o al silicio de los semiconductores.

Cuentan los expertos que si una persona se queda quieta mirándolo, puede verlo crecer, pues llega aumentar hasta 32 metros por mes. Eso significa que crece un metro diario, unos cinco centímetros por hora, aspecto que llama poderosamente la atención.

Por el momento, las administraciones competentes, Cabildo de Tenerife y Gobierno de Canarias, deben dar el visto bueno a esta iniciativa y calibrar si este proyecto tiene cabida en el sistema educativo insular.