X
INTERNACIONAL >

La magistratura francesa investiga a Lagarde por presunta negligencia

   

REUTERS / DA | París / Washington

La magistratura francesa ha abierto una investigación formal por presunta negligencia de la exministra de Finanzas y actual directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en el marco de un caso de fraude político en el país, ha revelado una fuente próxima a la exministra.

Las fuentes consultadas indicaron que Lagarde, que anteriormente había sido interrogada como testigo por los magistrados en París, consideró infundada la decisión de investigarla por presunta “negligencia” y la apelará. Una fuente judicial francesa confirmó también este paso.

Según la legislación francesa, los jueces ponen bajo investigación formal a alguien cuando creen que existen indicios de una mala actuación, aunque eso no implica que finalmente se celebre un juicio.

Hasta la fecha, la investigación relacionada con el magnate francés Bernard Tapie ha involucrado a varios miembros del Gobierno de Nicolas Sarkozy, incluyendo a Lagarde. Tapie apoyó a Sarkozy en las dos últimas elecciones y fue recompensado con 403 millones de euros por un arbitraje celebrado en 2008 bajo la presidencia de Sarkozy para resolver la disputa abierta con Credit Lyonnais, entidad entonces controlada por el Estado. En aquel momento, Lagarde era la ministra de Finanzas.

En 1993, Tapie fue condenado por corrupción por sobornar a los jugadores del equipo de fútbol Olympique de Marsella, que presidía, para dejarse ganar.

La gerente del FMI ha regresado a Washington, sede de la institución, donde informará al Consejo de su caso. Lagarde ha expresado su intención de no renunciar a su cargo.

Otro exministro de Francia, el socialista Dominique Strauss-Kahn, renunció como director gerente del FMI en mayo de 2011, cuando la justicia de Nueva York ratificó las acusaciones por agresión sexual y le impuso una fianza de un millón de dólares en efectivo y otros cinco en bonos, además de retenerle el pasaporte. Lo sustituyó precisamente Christine Lagarde, que ya ha comparecido cuatro veces ante la Corte de Justicia de la República. En 2013 se le otorgó el estatus de testigo asistido, con lo que elude una inculpación que la habría obligado a abandonar sus funciones al frente del FMI.

Se trata de averiguar si Lagarde desempeñó algún papel cuando en 2007 se decidió recurrir a la justicia privada.