X
internacional >

Kiev y los separatistas prorrusos firman el alto el fuego en Ucrania

   

EUROPA PRESS | Moscú

Kiev y los separatistas prorrusos firmaron ayer en Minsk un protocolo para iniciar el alto el fuego en el este de Ucrania, según la cuenta oficial en Twitter de la autoproclamada República Popular de Donetsk. El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, explicó que documento firmado incluye otros aspectos además de la tregua como el intercambio de prisioneros, uno de los puntos de disputa entre ambos bandos, según la agencia de noticias Interfax.

Minutos después de que entrara en vigor la tregua, se produjeron tres explosiones al norte de la ciudad de Donestk. Dos combatientes rebeldes, que no se identificaron aseguraron a la agencia de noticias británica que han recibido órdenes de sus superiores de cesar las hostilidades. Por su parte, los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN condenaron ayer “en los términos más firmes la escalada e intervención militar de Rusia en Ucrania” y le han exigido que “cese y retire sus fuerzas dentro de Ucrania y a lo largo de la frontera ucraniana” y respaldado sanciones contra el país mientras “continúe” sus acciones para desestabilizar Ucrania. “Mientras Rusia continúe interviniendo militarmente, armando a los separatistas y fomentando inestabilidad en Ucrania, apoyamos las sanciones impuestas por la Unión Europea (EU), el G7 y otros, que son una parte esencial de los esfuerzos internacionales en su conjunto para responder al comportamiento desestabilizador de Rusia, lograr que rebaje la situación y llegar a una solución política para la crisis que han creado sus acciones”.

Los aliados recordaron que estas medidas que han tomado Estados Unidos, la UE, Canadá, Noruega y Estados Unidos “limitan el acceso a los mercados de capitales” de las instituciones financieras estatales rusas, restringen el comercio en armas, restringen la exportación de equipos de uso dual para usuarios militares y restringen su acceso a tecnologías sensibles en el sector de la defensa y energía entre otros.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, se mostró “precavido” respecto al alto el fuego anunciado en el este de Ucrania y el plan de paz ofrecido por el presidente ruso, Vladimir Putin, porque “sabemos que una cosa es una declaración y otra cosa es la implementación”, dejando claro que lo que “cuenta ahora” y resulta “crucial” es la aplicación del alto el fuego “de buena fe”. “Espero que este paso pueda ser el inicio de un proceso político constructivo”, al tiempo que criticó que el país preserva “el derecho de intervenir para proteger a las comunidades rusófonas”.