X
santa cruz>

Concentración, este sábado, para exigir el derribo del mamotreto

   

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

La Plataforma por el Derribo del Mamotreto convoca a la ciudadanía a la primera de las acciones de protesta que va a llevar a cabo este colectivo exigiendo que se derribe por completo el edificio de aparcamientos a medio terminar que se alza a la entrada de la playa de Las Teresitas. Será a las 12.00 y, como explicaron los portavoces de esta plataforma, no será una protesta al uso, puesto que habrá música, teatro e incluso se colocará “una placa-homenaje al político-corrupto”. Con esta primera iniciativa, que pretenden repetir si no se produce la demolición del edificio en su totalidad, este recién nacido colectivo pretende denunciar “las triquiñuelas” que, aseguran sus portavoces, están buscando los políticos de CC para legalizar lo “ilegalizable”. “No lo decimos nosotros, lo dice el Tribunal Supremo que, con la sentencia de la biblioteca pública de Las Palmas, ha sentado jurisprudencia, ya que no se puede promover un fraude de ley con una norma contraderecho”, señalaba Ramón Afonso.

Lola Schneider, otra de las representantes del colectivo, explicó por su parte que lo que está haciendo el Ayuntamiento es “aferrarse” a la puerta abierta que dejó la sentencia de la Audiencia Provincial sobre la posibilidad de tirar sólo una parte del edificio de aparcamientos. “Es una barbaridad quitar sólo 400 metros y dejar los otros 10.000”. “No saben lo que quieren, primero eran unos aparcamientos y después una piscina, algo ridículo”, añadió.

Afonso insistió en que lo que tiene que hacer el Ayuntamiento es “barrer y limpiar la casa”, pero “con la defensa que hacen del mamotreto es evidente que no es lo que quieren hacer”. Matizó que la sentencia, “no deja una puerta abierta sino una rendija por la que se meten las sabandijas que quieren beneficiar a los poderosos en esta tierra”.

Carmen Rosa Santos, la tercera portavoz de la Plataforma, detalló las acciones que se van a celebrar este sábado y pidió que se acepte la voluntad de los ciudadanos, “que lo que quieren es que se derribe”. El último de los representantes del colectivo en intervenir fue Cándido Quintana, quien señaló que intentar pasar por encima de ese edificio una carretera es una temeridad. “No está en condiciones porque sus cimientos están en la arena y porque además está en la desembocadura de dos de los barrancos más peligrosos de la Isla”.