Sport Wars

Saúl, durante la sesión fotográfica| FRAN PALLERO