POR QUÉ NO ME CALLO

La placentera cama de plumas de Sardanápalo

Tenemos el día y la hora. Martes, 4 de la tarde. Una hora menos en Canarias (la hora de España, si triunfa el pacto de los relojes parados). La investidura promete ser una danza y contradanza de la vida holgazana políticamente correcta de sus señorías

la entrevista del domingo “El presidente y gente mediocre de la Moncloa me convirtieron en un enemigo a batir”

“El presidente y gente mediocre de la Moncloa me convirtieron en un enemigo a batir”

Al concluir su intervención, el pasado lunes, en el Foro Premium del Atlántico, de DIARIO DE AVISOS, Pedro J. Ramírez volvía a ponerse el mono (con tirantes) de periodista y abría la tablet para revisar las últimas noticias que difundía El Español, el diario digital que acaba de fundar y dirige convencido de que se trata de su aventura definitiva

por qué no me callo

¿Qué sé yo?

«Adolfo, te quiero pedir un favor. Acepta la Presidencia del Gobierno”, le pidió el Rey. – “Ya era hora”, bromeó Suárez

por qué no me callo

La imagen del mal, la mala imagen

Me imagino el mal muchas veces. La imagen del mal nos conmociona. Confieso que este artículo se ha ido haciendo a retazos, a medida que la semana nos deparaba argumentos acerca del mal, su imagen e imaginación

1 2 3 5