por qué no me callo

El barro y el ramo de azucenas

Concluida la última convocatoria electoral, el año cierra el quiosco y se da por amortizado. Ha sido una odisea densa y embarullada, en que todo lo tapa por último el mix de incidentes final a la hora del pertinente inventario del ejercicio

por qué no me callo

El ministro que habla con los mercados

Cuando estalló la crisis de las hipotecas basura, subprime, en Estados Unidos, el Congreso de ese país cumplió con un rito legendario: comenzó a investigar los hechos y pidió que comparecieran los amos del mundo, pequeños y grandes tahúres de la especulación de los instrumentos financieros

POR QUÉ NO ME CALLO

No es cuento de ciencia ficción

No es cuento de ciencia ficción. Pero hurgar en la realidad, antes de fin de año, acaso se le parezca. Si dividimos el tiempo en lustros, estamos a punto de entrar en un nuevo ciclo, una vez despidamos 2015 dentro de apenas unos día

por qué no me callo

Viva la Radio: la ‘Fórmula 1’

El mes y pico de estar en el aire, Viva la Radio me resulta ya una estación familiar, como si todos los días a las 7 de la mañana hubiera estado cogiendo este tren de las ondas, que me lleva de viaje con ambiente festivo a un espectáculo de radio clown adictiva, informativa, inclasificablemente divertida en Plató del Atlántico (a través de Canal 4), donde hacen cine, también, y uno se puede tropezar con Juliette Binoche o Penélope Cruz