sismos en Castellón >

La empresa que gestiona Castor reconoce que la actividad "efectivamente provoca temblores" pero no de la magnitud actual

Ha reconocido que los temblores actuales son de «una magnitud superior a cualquiera esperada» y que los sismógrafos de la empresa son los que detectan estos movimientos telúricos, porque estaban preparados para detectar cualquier tipo de vibraciones que «no tienen nada que ver con las que están ocurriendo»